Viernes, 17 Agosto, 2018

Independentistas piden al presidente Puigdemont proclamar la República catalana

Quim Arrufat secretario de la CUP en declaraciones tras la declaración de Puigdemont en el Parlamento de Cataluña Quim Arrufat secretario de la CUP en declaraciones tras la declaración de Puigdemont en el Parlamento de Cataluña
Eleena Tovar | 13 Octubre, 2017, 18:19

"Solo a través de la proclamación de la república seremos capaces de respetar lo que la mayoría expresó en las urnas".

En una carta remitida hoy viernes al Govern, la Candidatura de Unidad Popular (CUP) ha pedido al presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, que cumpla cuanto antes con la ley de transitoriedad jurídica y levante la suspensión a la declaración de independencia del pasado martes.

"Si pretenden seguir aplicando las previsiones del artículo 155 de la Constitución española que lo hagan con la república ya proclamada", reza la misiva.

El partido añade que responder de otro modo al requerimiento del presidente Mariano Rajoy "supondría avalar todas y cada una de sus amenazas, su desprecio y su represión, y supondría volver al abrigo de la legalidad constitucional española con el que la mayoría social resolvió romper".

En la carta la formación política catalana cierra la puerta a "la esperanza de la mediación internacional", después de que estos estuvieran de acuerdo con las cargas policiales y el despliegue militar realizado en el referéndum del pasado 1 de octubre.

El Palacio de La Moncloa (sede del gobierno español) dio a Puigdemont un plazo hasta el lunes para aclarar si declaró o no una independencia unilateral, lo que llevaría a la aplicación de medidas extraordinarias contempladas en el artículo 155 de la Carta Magna.

"Si pretenden seguir aplicando las previsiones del artículo 155 de la Constitución española que lo hagan con la república ya proclamada", dijeron los anticapitalistas en el texto que enviaron a líder secesionista.

"Permanecer inmóviles a sus amenazas, sus negaciones y su autoridad, no nos permitirá existir como pueblo, no nos permitirá gobernar-nos ni avanzar en la consecución de más derechos y libertades", argumenta la CUP. "Si bien una eventual república catalana no cuenta con el apoyo de otros estados y mercados, sí que contaría con el apoyo de la gente".