Domingo, 17 Diciembre, 2017

UNAM identifica fracturas en suelo de CDMX

La UNAM identifica fracturas del suelo de CDMX UNAM presenta mapa de fracturas del suelo; BJ y Cuauhtémoc las más afectadas
Eleena Tovar | 14 Octubre, 2017, 00:02

La investigadora Dora Carreón, quien es responsable académica del Centro de Evaluación de Riesgo Geológico (CERG) en Iztapalapa, espera que el proyecto oriente la reconstrucción de la urbe.

El Centro de Geociencias (CGeo) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentó un mapa para conocer la ubicación de las fracturas que afectan la infraestructura de la Ciudad de México.

Dicho proyecto, podrá ser de gran ayuda para "levantar" nuevamente las zonas afectadas de la Ciudad de México, ya que se ha identificado la vulnerabilidad física del suelo que es susceptible a fracturarse, sin embargo, puede lograr estimar la fragilidad social y zonas de fracturamiento, ya que los daños afectan a la sociedad de diferentes maneras, dependiendo del nivel socio económico, es decir distintos tipos de resiliencia ante un siniestro.

Luego de las afectaciones a inmuebles de la CdMx durante los sismos de septiembre, el Centro de Ciencias Geofísicas de la UNAM elaboró un mapa en el que señala las fracturas del suelo de la CdMx.

Carreón Freyre ha trabajado en estos temas desde 2007, cuando una fractura que se abrió repentinamente en la delegación Iztapalapa llevó al establecimiento del CERG.

Luego de comparar los mapas de fracturas con los sitios dañados por los sismo de 1985 y 2017, se identificó que los edificios compasados se ubican en las zonas con más fracturas de las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc.

Las delegaciones con mayor número de fracturas son Benito Juárez, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco, "existe una relación directa entre la aparición de las fracturas y las áreas de contraste entre las zonas del lago y los edificios volcánicos", indica Carreón Freyre.

Por lo que recomendó estudiar cada zona para conocer tanto los efectos de los sismos como qué tan susceptibles son a fracturarse.

La especialista explicó que la extracción del agua es el factor que detona y pone en evidencia las debilidades existentes en el suelo.

Carreón Freyre y su equipo buscaron material bibliográfico y los mapas de riesgo en cada una de las delegaciones políticas.

Además, recordó que la ciudad se hunde en promedio de 20 a 30 centímetros al año, por lo que esos desplazamientos deben ser considerados en un plan de reconstrucción a corto y mediano plazos.

Es importante señalar que sólo cuatro demarcaciones cuentan con esta herramienta y ninguna está actualizada.