Sábado, 25 Noviembre, 2017

Shinzo Abe, un político astuto y diplomático pragmático

Un tifón amenaza elecciones en Japón Shinzo Abe, el persistente y estratega líder japonés
Eleena Tovar | 22 Octubre, 2017, 17:49

A las 20.00 hora local (13.00, hora peninsular española) han cerrado los colegios electorales en los comicios legislativos anticipados convocados por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, que podría contar con un aliado político inesperado: el tifón 'Lan', que se espera provoque un descenso en la participación y beneficie así al primer minstro conservador.

En su peor momento de popularidad desde que llegó por segunda vez al poder en 2012, Abe lanzó un arriesgado órdago y convocó unas elecciones un año antes de acabar la legislatura sin más razón aparente que aprovechar el momento de gran debilidad de la oposición con el propósito de alargar y fortalecer su ambicioso mandato.

El partido de Abe y sus partidarios han abogado por revisiones constitucionales durante años.

Según estas proyecciones, el PLD se garantizaría la mayoría absoluta (para la que son necesarios 233 escaños), y la coalición gobernante podría volver a dominar dos tercios de la Cámara Baja.

Abe, de hecho, justificó la convocatoria de elecciones anticipadas por la necesidad de "aplicar las últimas fases de 'Abenomics' para garantizar el crecimiento", y detalló algunas de las medidas previstas, entre las que destaca un nuevo y cuantioso plan de inversión basado en la ampliación de los servicios públicos. Y este conservador también ha dicho que quiere un Japón capaz de defenderse militarmente sin arrastrar indefinidamente la carga del arrepentimiento frente a China o Corea del Sur, dos países ocupados por tropas japonesas. Al mismo tiempo, intenta no ofender al presidente ruso Vladimir Putin, con el que le gustaría resolver el diferendo de las islas Kuriles (llamadas "Territorios del norte" por los japoneses), anexionados por la Unión soviética tras la Segunda Guerra mundial.

Tres años más tarde comenzó a implicarse en asuntos políticos como asesor de su padre, que poco después asumiría la cartera de Exteriores, pero no fue hasta 1993 cuando obtuvo un escaño de diputado del PLD por la provincia de Yamaguchi.

Además del desgaste del poder, al primer ministro cuya capacidad de resistencia le valió el sobrenombre de "Teflón Abe", le han pasado factura varios escándalos.