Martes, 21 Noviembre, 2017

Niño muere tras aplicación de 'quimio' sin diagnóstico de leucemia

IMSS aplicó quimioterapia a un niño sin diagnóstico certero IMSS aplicó quimioterapia a menor de 2 años sin contar con estudios confirmatorios de leucemia
Cris De Lacerda | 15 Noviembre, 2017, 00:53

Un niño recibió quimioterapia en el Instituto Mexicano del Seguro Social sin que hubiera un diagnóstico certero de leucemia y murió.

Sin embargo, la Recomendación será atendida en tiempo y forma.

A partir de la recepción de la Recomendación referida, la Dirección General del IMSS instruyó a las oficinas centrales y a las Delegaciones Estado de México Poniente y Sur en la Ciudad de México, dar cabal cumplimiento a todos los puntos contenidos en el pronunciamiento, así como reforzar la capacitación al personal institucional en materia de derechos humanos.

La CNDH indicó que obtuvo las evidencias necesarias para determinar que los servidores públicos violaron el principio del Interés Superior de la Niñez, pues cuando ingresaron al niño no le realizaron los estudios clínicos adecuados para confirmar el diagnóstico.

El IMSS, comprometido con el pleno respeto y protección de los derechos humanos, implementa de manera permanente acciones de capacitación sobre derechos humanos en materia de salud, con la finalidad de garantizar que, en todo momento, los servicios médicos que brinda sean de calidad y con pleno respeto a los derechos humanos de nuestras usuarias y usuarios.

"La médica adscrita a dicho servicio programó un procedimiento de "aspiraciones de médula ósea", "Con el resultado de su apreciación visual, y sin contar aún con estudios de laboratorio confirmatorios" determinó que el paciente cursaba con Leucemia Linfoblástica Aguda L2, por lo que inició tratamiento de quimioterapia", detalló la CNDH.

El 3 de marzo del mismo año, el niño fue dado de alta sin corroborar los resultados de los estudios de laboratorio posteriores a la quimioterapia y sin prever los efectos secundarios, por lo que, al recaer, el 6 de marzo la madre lo llevó al Hospital Regional de Villahermosa, Tabasco, donde se determinó que el pequeño presentaba malas condiciones generales y falleció al día siguiente por paro cardiorrespiratorio.

El organismo indicó que antes de establecer el tratamiento oncológico, un médico tenía que confirmar el diagnóstico con análisis complementarios, o en su defecto canalizarlo a otra unidad médica con más capacidad resolutiva para otorgar medicación de mantenimiento y regularizar las condiciones hematológicas, cosa que no sucedió, por ello, al no existir diagnóstico certero, se incurrió en negligencia médica.