Miércoles, 17 Octubre, 2018

Reforma fiscal de EU ¿cómo afecta al peso mexicano?

Reforma fiscal aprobada por EU, afectará al comercio mexicano Diferencias entre legisladores ponen en duda reforma tributaria de Estados Unidos
Manuel Armenta | 06 Diciembre, 2017, 22:56

Leer| ¿Por qué la Reforma Fiscal de Trump no debe poner a temblar a México?

"Es difícil hacer una reforma fiscal en el último año de un presidente saliente y en el primer año de uno nuevo (.) la reacción de México, si la hubiera, la veríamos hasta 2020", dijo Siller.

La Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses aprobaron cada uno su versión de reforma fiscal, y si bien ambas plantean un recorte a la tasa de impuestos corporativos de 35 % actual, a sólo 20 %, la primera quiere que entre en vigor el año próximo, mientras el segundo propone que se implemente en 2019.

Entre las implicaciones negativas para México se encuentran una mayor depreciación del peso, ya que EUA se vuelve más atractivo.

"No hay un cruce o traslape de la decisión en materia fiscal de Estados Unidos con todo el proceso del tratado; sí hubo efecto, como ustedes vieron, de calendarización", afirmó el funcionario en el marco de la entrega del Premio Nacional de Tecnología e Innovación.

El cambio, comentó, "tuvo que ver con el tema que en Estados Unidos estaban votando la reforma fiscal y los liderazgos republicanos que apoyan el TLCAN mandaron el mensaje de no complicar más el trabajo legislativo con cosas radicales en materia de negociación".

También se crea una nueva tasa única de 25% para empresas de flujo directo (pass-through entities), así como controles para que individuos de altos ingresos incorporen este tipo de empresas para pagar menores tasas impositivas, apuntó.

México actualmente cobra un impuesto corporativo (el Impuesto Sobre la Renta o ISR) del 30%, que ya está por encima del promedio de los paises de la OCDE, del 24%. Se incluye la simplificación de beneficios fiscales para el retiro y la educación superior.

El tercer impuesto en el qué hay una diferencia marcada entre la Cámara de Representantes y el proyecto de ley que tiene el Senado, es el gravamen a los envíos de dinero a las subsidiarias que están fuera de Norteamérica con 20 por ciento, mencionó.