Lunes, 18 Diciembre, 2017

Las armas de la Edad del Bronce tienen origen extraterrestre

El hierro trabajado en la Edad de Bronce procedía de meteoritos Arqueólogos explican cómo se forjó la daga de meteorito de Tutankamón
Ramiro Mantilla | 07 Diciembre, 2017, 16:26

El hierro utilizado en artefactos de la Edad del Bronce fue siempre de origen meteórico, según ha demostrado un investigador del Museo Nacional de Historia Natural de Francia.

Un cuchillo hallado en la tumba del faraón egipcio se hizo con hierro extraterrestre, como muchos otros artefactos hechos con este metal durante la Edad de Bronce. "El hierro meteórico también se encuentra en estado metálico, listo para usar, lo que explica por qué entró en todos los artefactos de hierro de la Edad del Bronce", añade el científico francés. La revista especializada Journal of Archaeological Science ha publicado un artículo sobre este asunto en particular.

La Edad del Hierro comenzó en Anatolia y el Cáucaso alrededor del 1200 a.C. pero, casi 2.000 años antes, varias culturas ya estaban fabricando objetos con este metal. La investigación inicial mostró que algunos estaban hechos de hierro de meteoritos, lo que llevó a los científicos a preguntarse cuántos otros había.

Jambon reunió los datos disponibles y realizó un análisis químico de varias muestras utilizando un espectrómetro portátil de fluorescencia de rayos X. Entra la colección que estudio había cuentas de Gerzeh (Egipto, 3200 a.C.); una daga de Alaca Höyük (Turquía, 2500 a.C.); un colgante de Umm el-Marra (Siria, 2300 a.C.); un hacha de Ugarit (Siria, 1400 a.C.) y varias otras de la civilización de la dinastía Shang (China, 1400 a.C.); y la daga, el brazalete y el reposacabezas de Tutankamón (Egipto, 1350 a.C.). Cuando se forman grandes cuerpos celestes como nuestro planeta, casi todo el níquel se desplaza hacia el núcleo de hierro fundido. De hecho, el hierro procedente del meteorito contribuyó a la creación de artefactos de este metal antes incluso del comienzo de la llamada Edad del Hierro. Por lo tanto, es extremadamente raro encontrarlo en la superficie. Sin embargo, el hierro de los meteoritos era más dócil, por lo que hacer objetos con él fue algo bastante común durante este periodo.

Por este motivo, acceder al hierro extraterrestre era más fácil, ya que los cuerpos celestes como meteoritos, asteroides y cometas se crean cuando los planetas se fragmentan, y si el meteorito está compuesto de la parte central de estos, contendrá hierro, así como altos niveles de níquel y cobalto. Esta característica permite identificar la fuente de hierro.

¿Cómo lograron usar el hierro sin fundirlo?

Antes de que pueda convertirse en armas y en otros objetos, el mineral de hierro terrestre debe someterse a un proceso de reducción para eliminar el oxígeno contenido en su interior.

Los hallazgos de Albert Jambon refutan ciertas teorías que proponen que las aleaciones de hierro cargadas de níquel se obtuvieron de los minerales terrestres.