Domingo, 17 Diciembre, 2017

Renunciará senador señalado por acoso

Este miércoles la demócrata Kirsten Gillibrand fue la primera en exigir la renuncia de Franken al aparecer ocho nuevos señalamientos de abuso. AFP  ARCHIVO Surgen nuevas acusaciones de acoso sexual contra senador de EU
Eleena Tovar | 07 Diciembre, 2017, 21:24

"Hoy anuncio que en las próximas semanas renunciaré como miembro del Senado de los Estados Unidos", señaló Franken en un mensaje. "Algunas de las acusaciones son falsas, otras las recuerdo muy diferente", ha explicado.

Franken, un excomediante del programa "Saturday Night Live" de NBC, había buscado en principio permanecer en el Senado y cooperar con la investigación de la Comisión de Ética diciendo que trabajaría para restaurar la confianza de los residentes de Minnesota.

"Estoy orgulloso de que durante mi tiempo en el Senado he usado mi poder para ser un campeón en la defensa de las mujeres", afirmó ante sus colegas.

El senador se refería, respectivamente, a las acusaciones que han perseguido hasta la Casa Blanca al presidente Donald Trump, y al juez conservador, Roy Moore, quien el próximo martes se disputará el escaño de Alabama en el Senado que dejó vacante el ahora fiscal general, Jeff Sessions.

"Soy consciente -insistió- de que hay algo de ironía en el hecho de que yo me vaya, mientras que un hombre que ha alardeado delante de las cámaras sobre su historial de agresión sexual es quien se sienta en el Despacho Oval".

Los reclamos para que Franken dimita de su cargo se enmarcan en una semana en la que el representante afroamericano que más años ha estado en el Congreso, el demócrata John Conyers, anunció su retirada después de las peticiones de compañeros de partido de que dejara su puesto tras múltiples acusaciones de acoso sexual.

Varias senadoras demócratas, además de otros altos miembros del partido, pidieron al legislador su dimisión después de que una sexta mujer lo acusara de haberle realizado propuestas inapropiadas de tipo sexual.

Franken es el demócrata de mayor rango en el Congreso en ser salpicado por un escándalo sexual, y perdió el apoyo del liderazgo de su partido, que consideró insuficientes sus disculpas.

Franken, de 66 años y senador desde 2009, ha sido acusado de besar y tocar a mujeres sin su consentimiento en episodios ocurridos entre 2003 y 2010.