Martes, 17 Julio, 2018

Un jubilado donó medio millón de pesos al Samco — Santo Tomé

El abogado jubilado prefirió no revelar su identidad El abogado jubilado prefirió no revelar su identidad
Eleena Tovar | 07 Diciembre, 2017, 00:55

Según informó el diario Uno, de Santa Fe, el hecho ocurrió en junio de este año, cuando el hombre fue a colocarse una vacuna antigripal. Luego de ser inoculado, se acercó a la gerencia del efector y comentó su interés en realizar una donación.

Los trabajadores del Samco de Santo Tomé invitaron al benefactor para que recorra las obras que fue posible realizar con su aporte.

El hombre en cuestión es un abogado retirado oriundo de Santo Tomé que pidió que los fondos fueran directamente para el área de pediatría del centro de salud.

Al ver el ticket del banco, y que el monto del dinero depositado indicaba la suma de 500.000 pesos, las autoridades del efector no salían de su asombro.

La funcionaria dijo que no es usual recibir donaciones de dinero, ya que es más común que acerquen mercaderías o pañales, o en el caso de instituciones de bien público que entregan sábanas y otros elementos de esa clase.

"Cuando los directivos vieron el valor del depósito no lo podían creer", agregó.

A partir de esta donación, un dinero aportado por el Ministerio de Salud que en principio se iba a destinar a refacciones fue redireccionado para ampliar el laboratorio del hospital y construir otros dos consultorios. "Le preguntaron en qué quería que se destinara el dinero, y manifestó que al sector de pediatría", explicó Anaya. "Nunca nos han donado plata, menos ese monto", subrayó.

Además, se pudo comprar el mobiliario para estas dependencias y equipamiento médico específico para el tratamiento de niños y niñas.

"Como ya se terminaron las obras, quisimos que de alguna manera se sepa que este señor había donado ese dinero y que su plata fue destinada a lo que él quería", indicó Natalia Anaya, la titular de la Región de Salud 3 - Nodo Santa Fe.

"También en Santo Tomé tenemos internación pediátrica con ocho camas, que se reemplazaron por nuevas, dos monitores paramétricos para internación y también se arreglaron los sanitarios de esos consultorios. Recién hoy podemos contar la historia porque ese dinero se utilizó para refaccionar cuatro consultorios pediátricos, tres para la atención de niños y un cuarto para uso compartido con otras especialidades", concluyó Anaya. "Se pudo dejar a nuevo ese sector", dijo la funcionaria.