Lunes, 18 Diciembre, 2017

Corea y EEUU realizan el mayor ejercicio aéreo de la historia

Bombardero nuclear de EE.UU. vuela cerca de Corea del Norte Pionyang acusa a EEUU de incubar una inevitable guerra nuclear
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2017, 01:26

Corea del Norte considera que los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur son un ensayo de invasión de su territorio y acostumbra a reaccionar de forma airada.

Los bombarderos B-1B Lancer estadounidenses y los cazas de sigilo F-22 Raptor surcoreanos han llevado a cabo, este miércoles, ejercicios conjuntos de bombardeo simulados en Corea del Sur, como muestra de sus capacidades y resolución para tomar represalias contra las provocaciones norcoreanas, informaron las autoridades de Defensa.

Las continuas pruebas de armas de Corea del Norte, unidas al tono belicista con el que ha respondido el presidente estadounidense Donald Trump, han incrementado la tensión en la península coreana hasta niveles inéditos desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).

Un vocero de la cancillería de Corea del Norte dijo que las declaraciones belicosas de altos funcionarios de Estados Unidos contra su país y las maniobras aéreas a gran escala entre Seúl y Washington indican que la Casa Blanca sigue un enfoque "paso a paso" para causar una guerra en la Península coreana.

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, dijo que era "lamentable" que la partes implicadas no hubieran "aprovechado la oportunidad" reflejada en dos meses de calma relativa antes de la prueba más reciente de Corea del Norte.

Asimismo, el consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., Herbert Raymond McMaster, declaró este sábado que el riesgo de que estalle una guerra con Corea del Norte sigue creciendo.

El régimen norcoreano lanzó con éxito la semana pasada un nuevo tipo de misil de alcance intercontinental, el Hwasong-15, que según los analistas podría recorrer hasta 13.000 kilómetros si se lanzara en una trayectoria estándar.

"Estos ejercicios deberían ser vistos como un ensayo para una posible operación de ataque contra objetivos clave de la infraestructura nuclear y posiciones de misiles balísticos norcoreanos".

El programa militar, que le ha significado muchas condenas internacionales a Pyongyang, ha avanzado desde la llegada al poder de Kim Jong-Un en 2011.

El senador Lindsey Graham dijo que es hora de comenzar a trasladar a las familias de militares estadounidenses fuera de Corea del Sur. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.