Lunes, 18 Diciembre, 2017

Marcos Peña: "Macri no llegó para manipular a la Justicia"

Marcos Peña se refirió a los dichos de la expresidente Marcos Peña se refirió a los dichos de la expresidente
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2017, 04:16

El Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, defendió esta tarde al Presidente Mauricio Macri y al Gobierno de las acusaciones de Cristina Fernández de Kirchner, quien después de ser procesada afirmó ser víctima de una persecución política y judicial.

Fuentes oficiales aclararon a NA que la reunión del ministro coordinador estaba en agenda "antes de esta jornada", para tomar distancia de las sorpresivas detenciones de Zannini, D Elía y el excanciller Héctor Timerman y del pedido de desafuero y detención de Cristina Kirchner. "Eso es contradictorio con la posibilidad de haber hecho una conferencia de prensa en absoluta libertad como corresponde", dijo el alto funcionario en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada.

En esa línea, remarcó que el tema "requiere de una investigación muy bien hecha y también un debido proceso de defensa para los acusados". "Esperamos que se pueda desarrollar en la normalidad que requieren este tema institucional", añadió el referente del PRO.

"Creemos en el normal funcionamiento de las instituciones como parte de la construcción de la República, garantizando absolutamente el Estado de Derecho y las libertades".

Y agregó: "No vamos a especular con un escenario antes de hacer todo el proceso correspondiente a nivel institucional en el Senado. Nuestra postura es esa".

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reiteró que el presidente desea "dejar trabajar a la justicia", aseguró la vigencia del estado de derecho y sostuvo que "todos somos iguales ante la ley". Del mismo modo, indicó que corresponde que la Justicia explique las detenciones ordenadas, aunque recordó que "algunos casos son causas que llevan años".

"Macri dirige la orquesta y (Claudio) Bondio orquesta la partitura judicial", disparó este miércoles la senadora nacional.

Asimismo, hizo hincapié en que "no es facultad del presidente incluir el tratamiento" del pedido de desafuero en las sesiones extraordinarias del Congreso -que no celebra plenos ordinarios porque está en receso- convocadas por el Gobierno para analizar los proyectos de reforma tributaria y laboral propuestos por el Gobierno.