Viernes, 27 Abril, 2018

Corea del Sur 'jamás' renunciará a desnuclearización de península

El ministro de Unificación de Corea del Sur Cho Myung Gyun, y el delegado norcoreano Ri Son-gwon en Panmunjom 9 de enero de 2018 El ministro de Unificación de Corea del Sur Cho Myung Gyun, y el delegado norcoreano Ri Son-gwon en Panmunjom 9 de enero de 2018
Eleena Tovar | 13 Enero, 2018, 11:13

Esos representantes acordaron que Pyongyang enviará atletas y una delegación de alto nivel a los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en febrero en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

En una conversación telefónica con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, el miércoles, Trump "expresó apertura a las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte en el momento apropiado, bajo las circunstancias correctas", según una lectura de la transcripción de la conversación emitida por el Casa Blanca.

Bajo las condiciones apropiadas, ha precisado el mandatario, puedo celebrar una cumbre en cualquier momento, pero, no puede ser una reunión por hacer una reunión, sino se deben crear las condiciones adecuadas y se deben garantizar algunos resultados.

"Hemos iniciado el diálogo con Corea del Norte, pero dado que el tema nuclear está sin resolver la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) va a continuar por la senda de la presión y las sanciones junto al resto de la comunidad internacional", explicó.

"(Moon) Estaba muy agradecido por lo que hemos hecho", dijo Trump a los periodistas al comienzo de una reunión con su gabinete.

El primer ministro surcoreano Lee Nak-Yon dijo esperar que el Norte envíe "una delegación de 400 a 500 personas" durante los Juegos Olímpicos.

"Los miembros del Consejo notan que un diálogo inicial entre las dos Corea abre la posibilidad de generar confianza en la península coreana para reducir la tensión y llegar a la desnuclearización", dijo el presidente de ese cuerpo de la ONU, el kazajo Kairat Umarov. "Ciertamente tenemos problemas con Corea del Norte, pero en este momento están teniendo lugar muchas buenas conversaciones".

Pese a la negativa de Pyongyang, el presidente surcoreano aún ha insistido en los diálogos con Corea del Norte a fin de que estos lleven al Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, a negociar sobre sus programas armamentísticos.

En su discurso de Año Nuevo, Moon subrayó hoy que eliminar las armas nucleares de la península sigue siendo una meta básica e irrenunciable de su Gobierno pese a que la reunión de la víspera se cerrara sin ningún avance en ese terreno.

Moon negó hoy a su vez que la vía de dialogo abierta ayer vaya en contra de la estrategia para presionar a Pyongyang con vistas a que abandone su programa nuclear. Corea del Sur y Estados Unidos aún están técnicamente en guerra con Corea del Norte luego de que el conflicto de Corea de 1950-1953 terminó con una tregua, no con un tratado de paz.

En su conferencia de prensa en Seúl ese mismo día, Moon atribuyó a Trump la tarea de ayudar a facilitar las conversaciones intercoreanas del martes mediante el aumento de la presión con sanciones a los líderes norcoreanos.