Sábado, 20 Enero, 2018

El Gobierno rechazó la elección a distancia de Puigdemont — Cataluña

El líder del PSC Miquel Iceta. EFE  Archivo
mais El líder del PSC Miquel Iceta. EFE Archivo mais
Eleena Tovar | 13 Enero, 2018, 05:18

Según argumenta el informe del Ejecutivo español que encabeza Mariano Rajoy, los miembros de un gobierno tienen la obligación de acudir presencialmente al Parlamento cuando sean requeridos para ello, por lo que no cabe entender que no sea capaz de presentarse físicamente en el momento en que solicita la investidura de la Cámara.

El Gobierno de España recurrirá ante la justicia de manera inmediata si el líder independentista Carles Puigdemont, actualmente desplazado a Bruselas para eludir la justicia española, es investido como presidente de Cataluña de manera telemática.

En la rueda de prensa tras la reunión del gabinete, Méndez de Vigo afirmó que esta posibilidad es "una falacia" y una "pretensión irrealizable" porque va no solo contra cualquier normativa jurídica, sino también "contra todo sentido común".

Tanto el reglamento de la cámara como el Estatut exigen la presencia del candidato a la presidencia en el hemiciclo durante el pleno de investidura.

El Ejecutivo español considera que no está contemplada la posibilidad de una presentación no presencial, dado el carácter personalísimo de ese acto, tras estudiar el reglamento del Parlamento regional, según el informe al que tuvo acceso la agencia de noticias EFE.

"Eso que pretende Puigdemont de una investidura telemática no es posible en la legislación española", insistió Méndez de Vigo, que además afeó al líder independentista sus movimientos para evitar ponerse al servicio de la justicia. El frente independentista que se opone a ello propone un Gobierno técnico, en el que la presidencia de Puigdemont solo sería simbólica.

Sin embargo, la ley no menciona una eventual investidura telemática del presidente catalán, y sí apunta a la necesidad de que el candidato a la presidencia comparezca ante la Cámara catalana para exponer su programa de gobierno.

En las elecciones regionales del pasado 21 de diciembre la lista JxCat (Juntos por Cataluña), encabezada por Puigdemont consiguió 34 escaños y ERC (independentistas republicanos de izquierda), liderada por Junqueras, 32, aunque el ganador de las elecciones fue Ciudadanos (liberales contrarios a la independencia), con 36 diputados.