Miércoles, 18 Julio, 2018

Mujeres saudítas asistieron por primera vez a un partido de fútbol

Mujeres en un partido de futbol Unos 10.000 asientos fueron asignados a mujeres y familias en el estadio
Manuel Armenta | 13 Enero, 2018, 13:06

Las autoridades de Arabia saudita permitieron este viernes, por primera vez, a las mujeres del reino entrar a un estadio para ser espectadoras de los partidos de futbol, aunque estuvieron separadas en las gradas de los hombres.

Unas 10.000 localidades fueron asignadas a las mujeres en el estadio King Abdullah Sports City, de la ciudad costera de Yeda, para el partido que el local Al-Ahli ganó por 5 a 0 a Al-Batin.

Las mujeres sauditas expresaron su satisfacción por la nueva medida.

"Yo siempre veía los partidos por la televisión mientras mis hermanos iban a verlos al estadio", recuerda Nura Bakhrji. "Me sentía triste y me cuestionaba la razón de por qué no podía ir. Hoy ha cambiado y es un día de alegría".

En tanto, Rueida Ali Qasem, otra testigo del espectáculo deportivo, se mostró "orgullosa y muy contenta por estos cambios".

Durante la previa del duelo se utilizó una frase en Twitter que decía "el pueblo le da la bienvenida al ingreso a las mujeres al estadio".

Ambos equipos vendieron camisetas femeninas de sus equipos con precios de descuento, indicaron medios saudíes. Sin embargo las brutales restricciones mantendrán a las mujeres sólo en un sector especial destinado para las familias, aún impedidas de ingresar a cualquiera de las tribunas. Arabia Saudita -cuya selección es dirigida por el argentino Juan Antonio Pizzi y que este año jugará el Mundial de Rusia en el grupo A junto a los anfitriones, Egipto y Uruguay- dispone en estas circunstancias esta ampliación de la "ciudadanía futbolera" a miles de mujeres, una medida que estaba al caer.

Entre las reformas emprendidas por el joven príncipe heredero Mohamed bin Salmán se destaca la autorización para las mujeres de conducir a partir de junio y la reapertura de los cines en marzo.

Entre centenares de derechos negados a las mujeres en el principal reino de la península arábiga existía uno insólito: el de asistir al espectáculo deportivo más popular en Arabia Saudita.