Jueves, 18 Enero, 2018

Puigdemont pide a Rajoy negociar con gobierno legítimo de Cataluña

Carles Puigdemont exigió a Rajoy restituir a su gobierno regional tras las elecciones catalanas Carles Puigdemont exigió a Rajoy restituir a su gobierno regional tras las elecciones catalanas. AFP
Eleena Tovar | 13 Enero, 2018, 01:28

Pero el parlamento regional exige que el candidato a presidente defienda su proyecto en el hemiciclo con lo que Puigdemont debería volver a España, donde el Tribunal Supremo lo reclama por delitos de sedición y rebelión, reseñó AFP.

En su mensaje no dio pistas sobre cómo están ejecutándose las negociaciones para conformar gobierno.

"Espero que en Cataluña se abra a partir de ahora una etapa basada en el diálogo y no en el enfrentamiento, en la cooperación y no en la imposición, en la pluralidad y no en la unilateralidad", dijo Rajoy en un discurso de fin de año a la nación. El líder del Partido Popular (PP) consideró que la crisis abierta por el plan de Puigdemont generó "mucha incertidumbre e hizo mucho daño a Cataluña desde todos los puntos de vista".

Sin embargo, Rajoy descartó esa posibilidad y, según informó el exportavoz del Gobierno catalán Jordi Turrull, hasta el momento no se produjo ningún contacto entre Madrid y la plana mayor del independentismo.

Las elecciones regionales en Cataluña fueron, en realidad, ganadas por los liberales antisecesionistas de Ciudadanos.

"Creo que los ciudadanos de Cataluña están mejor siendo catalanes, españoles y europeos que siendo solo catalanes", ha agregado.

Anunció que en virtud de los poderes que le confiere el artículo 155 de la Constitución, convocará para el 17 de enero la sesión constitutiva del Parlamento de Cataluña en la que se debe elegir la Mesa de esta Cámara autonómica. El sábado no dijo si planea regresar a España. Sostienen que el único es Puigdemont, pero no hay claridad sobre sus pasos, y no pueden contar con Junqueras por su cuestión carcelaria.

La apertura de un diálogo ofrecida ayer por Rajoy busca impactar también en la profunda división social causada por el intento soberanista y en sus implicancias económicas, con bajones de la actividad empresarial y turística que resonaron también en Madrid, obligando al gobierno español a reducir su previsión de crecimiento para 2018 por los efectos del conflicto.

"No habrá renovación en el Gobierno", ha respondido Rajoy ante una de las preguntas de periodistas. Ese movimiento parece trabajar con la estrategia de dejar que el bloque independentistas intente salir de su incómoda situación y determine si efectivamente puede formar gobierno.

"Yo con quien tendría que sentarme es con quien ha ganado las elecciones, que es Inés Arrimadas", dijo en referencia a la lideresa del partido.