Jueves, 20 Setiembre, 2018

Pyongyang anuncia la composición de su delegación para las negociaciones con Seúl

POOL New  Reuters                       Reunión entre los delegados de Corea del Norte y Corea del Sur en Panmunjom el martes 9 de enero de 2017 POOL New Reuters Reunión entre los delegados de Corea del Norte y Corea del Sur en Panmunjom el martes 9 de enero de 2017
Eleena Tovar | 13 Enero, 2018, 10:34

Las dos Coreas se reunirán el martes 9 en la Casa de la Paz de la aldea de la tregua de Panmunjom, y se centrarán en discutir la participación de Pyongyang en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha matizado este martes que Moscú evalúa "positivamente" el inicio de diálogos directos entre las dos Coreas y cree que rebajar la tensión será viable únicamente a través del diálogo.

Además, la agencia estatal del Norte defendió el encuentro que tendrá lugar en Panmunjom, en la frontera de facto entre ambos estados, al calificar de táctica "engañosa" para confundir a la opinión pública en ambos lados de la frontera.

Previamente, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, expresó su esperanza de que el reciente restablecimiento del contacto entre Seúl y Pyongyang pueda preparar el camino para un futuro diálogo entre EEUU y Corea del Norte para resolver el problema nuclear.

Ambos países se encuentran celebrando, en la aldea de Panmunjon, su primera reunión de alto nivel desde diciembre de 2015.

El encuentro, el ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon, encabezó la representación de Seúl, mientras que por la República Popular Democrática de Corea lo hizo Ri Son-gwon, presidente del Comité de Reunificación Pacífica de Corea.

La participación norcoreana en PyeongChang y un mayor entendimiento entre las dos Coreas podría contribuir a aliviar la tensión regional después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante de Donald Trump, que saludó este sábado las señales recientes de apaciguamiento de las tensiones en la península coreana. Aunque enfatizó que la intención de EE.UU era solucionar el conflicto de manera diplomática, aclaró que "esos esfuerzos estarán respaldados por una opción militar fuerte si es necesario".