Miércoles, 17 Enero, 2018

Cámara Baja autoriza a espiar a extranjeros

Washington, 19 de diciembre de 2017 Washington, 19 de diciembre de 2017
Eleena Tovar | 14 Enero, 2018, 13:34

Los servicios de inteligencia consideran esta sección como una herramienta clave en sus labores de espionaje.

La renovación de la controvertida Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) ha sido aprobada por 256 votos a favor y 164 en contra, y presuntamente tiene como objetivo vigilar a sospechosos terroristas fuera de las fronteras de Estados Unidos.

Aprobada en la Cámara de Representantes, ahora la renovación de la FISA requiere la vista positiva del Senado y luego la de Trump. El texto establece los mecanismos que autorizan a las agencias de inteligencia a interceptar comunicaciones de ciudadanos extranjeros. No obstante, grupos de la sociedad civil e incluso legisladores esperaban que la renovación de la ley incluyera mecanismos de protección de los datos de los ciudadanos.

Por ello, fue hilvanado un acuerdo por el que se restringió la capacidad de acceso del FBI a los millones de datos interceptados por las agencias de espionaje sobre ciudadanos estadounidenses.

"El voto de esta jornada se refiere a la vigilancia externa para extranjeros en tierra extranjera".

Los defensores de la privacidad y algunos abogados de ambos partidos quieren que el FBI obtenga una orden judicial para ver información sobre estadounidenses que se encuentren en la base de datos con el fin de investigar delitos cometidos en el país.

La aprobación por parte de la Cámara estuvo marcada por unos sorprendentes mensajes de Trump en su cuenta de Twitter.

"¿Es esta la ley que pudo haber sido utilizada (.) para vigilar y abusar de la Campaña de Trump por la anterior Administración?", tuitea el presidente de EE.UU., Donald Trump, en reacción a la renovación de la FISA.

Ante este mensaje, diversos legisladores admitieron su confusión sobre la posición de la Casa Blanca con relación a la votación. ¡Precisamos de este voto!', escribió el presidente.

Ahora, esta ley pasará al Senado, donde deberá ser objeto de votación antes del 19 de enero.