Domingo, 16 Diciembre, 2018

Moon y Trump retrasarán los ejercicios militares hasta después de las Olimpiadas

Corea del Sur propone un diálogo a Corea del Norte sobre la participación en los Juegos Olímpicos de invierno Corea del Sur propone a Norcorea un desfile y equipo de hockey conjunto en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang
Eleena Tovar | 14 Enero, 2018, 01:17

El representante norcoreano ante el Comité Olímpico Internacional (COI), Chang Ung, había anunciado más temprano el sábado que Corea del Norte 'participará probablemente' en los Juegos Olímpicos de Invierno, según la agencia de prensa japonesa Kyodo.

"Para ayudar a promover aún más los Juegos Olímpicos de PyeongChang, programados, entre el 9 y 25 de febrero próximo, Trump acordó enviar una delegación de alto nivel, incluida su familia, agregó la presidencia de Corea del Sur".

Al día siguiente, Seúl ofreció a Pyongyang la realización de un diálogo intergubernamental de alto nivel para el 9 de enero en la Casa de la Paz en la aldea de tregua de Panmunjom, la cual se encuentra en la frontera intercoreana fuertemente custodiada.

Entonces, Moon comentó a Trump que prorrogar las maniobras militares ayudaría a garantizar el éxito de las olimpiadas, siempre y cuando Corea del Norte no lance nuevas provocaciones.

Fuentes no identificadas citadas por Kyodo consideraron que el objetivo del viaje podría ser la discusión con el COI de la probable participación de Corea del Norte en los juegos de Pyeongchang.

Todos los canales de comunicación intercoreanos han sido interrumpidos desde que el anterior Gobierno en Corea del Sur, bajo el mando de la destituida presidenta, Park Geun-hye, decidió unilateralmente cerrar el Complejo Industrial Kaesong en respuesta a la cuarta prueba nuclear de la RPDC en enero de 2016. El Ejecutivo de Moon dio la bienvenida al giro del líder norcoreano y propuso una reunión el próximo día 9 para discutir los detalles.

Las Coreas restablecieron además esta semana su línea de comunicaciones especiales en la zona desmilitarizada de Panmunjom, suspendida hace mucho tiempo por los gobiernos de ambos países. Entre 1950 y 1953 se enfrentaron en una guerra por el control de la península coreana que causó hasta 3,5 millones de muertos. Kim también advirtió que continuaría impulsando la "producción masiva" de ojivas nucleares, que forma parte de un programa armamentista que desafía las sanciones aplicadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Entre otras cosas, restringió aun más la venta de gasolina, diésel y crudo pesado a Corea del Norte.