Miércoles, 25 Abril, 2018

Justicia rechaza los argumentos de Assange contra su orden de detención

Justicia mantiene orden de detención contra el fundador de WikiLeaksAssange deberá seguir viviendo en la embajada de Ecuador en Londres Justicia británica rechaza petición de Assange y mantiene orden de detención en su contra
Eleena Tovar | 14 Febrero, 2018, 19:13

Un tribunal de Reino Unido decidió hoy mantener una orden de detención contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, con lo cual le impide abandonar, tras casi seis años, la Embajada de Ecuador en esta capital.

La juez Emma Arbuthnot rechazó los argumentos de la defensa de Assange, según la cual ya no era de "interés público" mantener en vigor la orden, vigente desde que Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012.

Assange ha dicho que teme que su arresto pueda llevar a su extradición a Estados Unidos, donde sería juzgado por la divulgación en 2010, a través de WikiLeaks, de archivos que contenían miles de documentos militares clasificados y comunicaciones diplomáticas confidenciales estadounidenses, que le proporcionó una exsoldado y analista de inteligencia del Ejército, Chelsea Manning, juzgada en bajo la ley de espionaje.

La jueza Emma Arbuthnot, quien hace una semana rechazó levantar la orden de arresto contra Assange, consideró en su sentencia que la orden de detención es una "respuesta proporcionada" ante su ruptura de la libertad condicional, "incluso cuando el señor Assange ha visto restringida su libertad durante varios años".

"Las restricciones de su libertad son legales y proporcionadasy no pueden criticarse", afirmó la jueza que no dio lugar al pedido de retirada de la orden de detención contra el periodista australiano debido a que éste no cumplio con la libertad condicional otorgada y se encerró en la embajada.

En Twitter, Assange destacó que teóricamente él "ya purgó más de tres veces la pena máxima" por evadir la justicia.

También se refirió a una nota en The Guardian del lunes que alegaba, citando correos electrónicos de la Fiscalía británica, que había disuadido a Suecia de desestimar la acusación en su contra. Assange ha hecho unas pocas apariciones públicas en el balcón de la embajada donde vive desde junio de 2012 en un apartamento estrecho con un gato como única compañía.

Ecuador aseguró que lo seguirá protegiendo "mientras su vida corra peligro" y que negociará con el gobierno británico "una solución que sea satisfactoria para ambos países y respetuosa de los derechos humanos".

La situación de Assange se convirtió en "una piedra en el zapato" de Ecuador, según admitió el presidente Lenín Moreno. El mandatario peruano ha reprochado al ciberactivista sueco que se involucre en los asuntos de terceros países.