Jueves, 21 Junio, 2018

"Maduro quiere llamar a elecciones fraudulentas" — Julio Borges

Julio Borges aseguró que no ha Julio Borges: “No he pedido ni pediré asilo en ningún país. Haré una gira”
Eleena Tovar | 14 Febrero, 2018, 17:45

"Haré una gira muy importante para buscar apoyo y lograr las condiciones para unas elecciones presidenciales justas, en el marco de la Constitución", dijo.

Asimismo, se pronunció sobre las reuniones que sostuvo su delegación con el Gobierno, al tiempo que alertó que la delegación del Ejecutivo se negó a aceptar esas condiciones propuestas, que fueron elaboradas por la comunidad internacional.

El objetivo de este recorrido, señaló, es impulsar apoyos para lograr que el próximo 22 de abril el país tenga unas elecciones presidenciales "justas". Este documento recogía en buena medida nuestras demandas.

Con respecto a los resultados del diálogo, Borges reiteró que el Gobierno mintió al decir que estaba cerca de un acuerdo que permitiera elecciones justas. De forma intencional, el gobierno se burló de los facilitadores, con sus actos contra partidos políticos, contra la tarjeta y representación de la Unidad y contra líderes de la oposición. Por eso obstruye cualquier posibilidad de cambio que le permita al pueblo de Venezuela liberarse para entrar en la ruta del bienestar.

"Maduro quiere adelantar las elecciones el 22 de abril para mantenerse en el poder", sentenció.

Esta es la repercusión de sus malas políticas: "tanta corrupción, crisis económica, falta de comida y medicinas". Nosotros estuvimos presentes durante todo el proceso de manera firme, sin doblegarnos, buscando un resultado en favor del pueblo de Venezuela.

"Es momento de superar esas actitudes autodestructivas y unirnos de verdad, todos, para salir adelante y conquistar el futuro de paz, justicia, libertad y democracia que reclama nuestra patria", señala el expresidente del Parlamento quien afirma que no cesará en sus esfuerzos por conseguir comicios libres.

Borges indicó que realizará una gira internacional por Brasil, Chile, México, Argentina y Panamá, cuyos gobiernos se han manifestado en contra de las políticas del mandatario venezolano Nicolás Maduro.