Jueves, 20 Setiembre, 2018

La Nave nuclear que destruiría un asteroide en 2135

NASA tiene plan para destruir asteroides con armas nucleares HAMMER: el plan que creó la NASA para destruir asteroides con armas nucleares
Ramiro Mantilla | 10 Marcha, 2018, 05:24

El asteroide Bennu, un astro de 503 metros de ancho y unos 60 millones de toneladas que habita nuestro sistema solar en una órbita circular con la Tierra, es uno de los cuerpos celestes que más atención demanda a los científicos.

Sin embargo, la misma fuente aclara que la situación que planeta el asteroide, no implica un escenario de certeza absoluta.

De aquí a esa fecha es posible que los cálculos se revisen y no haya el más mínimo riesgo, pero una probabilidad de 1 entre 2 mil 700 es lo bastante elevada como para que la agencia espacial considere la posibilidad de tener que tomar alguna medida cuando ese día llegue dentro de más de 100 años.

En caso de que el asteroide sea de grandes proporciones, el plan es que la nave introduzca en su interior la suficiente carga nuclear para que este colisione, con la capacidad de hacer añicos a uno que pese hasta 8.8 toneladas.

Detonar armas nucleares en el espacio parece un poco extremo, pero ahora mismo es lo más potente que el ser humano tiene en caso de que necesite lanzarle algo a u asteroide.

La nave es una colaboración de la NASA con el Departamento de Energía y la Agencia de Seguridad Nuclear de Estados Unidos.

HAMMER es un proyecto que se presentará en Japón en mayo, y de momento solo existe un impedimento para que la NASA nunca construya el artefacto, y es que: es un proyecto carísimo.

Parte de este proyecto es la nave HAMMER, la cual buscará desviar cualquier asteroide durante su curso hacia al planeta.

Se sabe que es caro, porque ya hemos enviado una nave hacia Bennu y costó 800 millones de dólares.

OSIRIS-REx es una doble misión que pasará dos años en Bennu para estudiarlo muy de cerca, siendo lo más emocionante del proyecto, cuando la sonda desplegará un dispositivo para capturar una muestra de Bennu en julio del 2020. Se trata de la misión OSIRIS-REx, la cual despegó en septiembre del 2016 y llegará a su meta en agosto del 2018.