Lunes, 25 Junio, 2018

Trump convencido de que Corea del Norte respetará su promesa

Donald Trump El presidente de Estados Unidos Donald Trump. AFP
Manuel Armenta | 11 Marcha, 2018, 10:45

El presidente estadounidense, Donald Trump, pronosticó este sábado que las conversaciones con el líder norcoreano Kim Jong-Un serán "un tremendo éxito", a la vez que alabó la colaboración de China y criticó la inacción de sus predecesores al asegurar que "no hicieron nada".

"Corea del Norte no ha realizado ninguna prueba de misiles desde el 28 de noviembre de 2017 y ha prometido no hacerlo en el período de nuestras reuniones".

Trump habló con el presidente chino Xi Jinping el viernes después de anunciar que estaba dispuesto a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un.

Previamente, Trump tuiteó que China apreciaba que Washington estuviera buscando una solución diplomática en lugar de optar por "la ominosa alternativa" y que Japón estaba "muy entusiasmado" con las conversaciones acordadas.

Ese día, la Casa Blanca había anunciado que ambos jefes de Estado "se comprometieron a mantener la presión y las sanciones hasta que Corea del Norte dé pasos concretos hacia una desnuclearización completa, verificable e irreversible".

"Esencialmente le da (a Kim) un estatus de igualdad con el presidente estadounidense y fortalece su intento de que Corea del Norte sea reconocida como país nuclear de facto", dijo Evan Medeiros, del Eurasia Group y exasesor de Barack Obama.

Luego, ante la multitud, señaló que el tema del programa nuclear de Corea del Norte debió haberse resuelto antes.

Sanders insistió, además, en que no hay "ni una fecha ni un lugar fijados" para la posible reunión entre Trump y Kim, después de que el Gobierno surcoreano asegurase que el encuentro tendrá lugar antes de finales de mayo.

Trump escribió mal el nombre de pila de Xi como "Xinping".

Tras meses de retórica belicista e insultos personales, se abre la posibilidad de una reunión Kim Jong-un y Donald Trump.

"Esto debería haber sido encarado, por cierto, en los últimos 30 años, no ahora. Kim invita a Trump para demostrar que su inversión en capacidades nucleares y balísticas obligó a Estados Unidos a tratarlo como a un igual", concluye Lewis.