Domingo, 18 Noviembre, 2018

Almirante Irízar rescató a cinco científicos estadounidenses — Argentina

El Irízar rescató la tripulación de un barco norteamericano Cuatro científicos estadounidenses y un empleado estuvieron varados en La isla Joinville El Irízar rescató la tripulación de un barco norteamericano
Eleena Tovar | 13 Marcha, 2018, 02:18

Tras diez años parado como consecuencia de un incendio que afectó a su sistema de máquinas, el rompehielos Almirante Irízar volvió a cumplir una misión de salvataje en la Península Antártica al rescatar a cinco científicos estadounidenses que desarrollaban tareas de investigación y que no pudieron volver al continente por las condiciones del hielo marino que impidieron acercarse a un barco de su país.

El mismo, finaliza informando que "hoy, 11 de marzo, por la mañana, el Rompehielos Almirante Irízar, con sus helicópteros, logró retirar el campamento completo de 5 científicos con su carga".

Según consigna un comunicado emitido -horas atrás- por Cancillería Argentina, luego de recibido un pedido de asistencia del Programa Antártico estadounidense para retirar un campamento científico, el Ministerio de Defensa dispuso el envío de la emblemática nave de la Armada Argentina a la Isla de Joinville, en el Mar de Weddell.

"El buque de investigación del programa antártico de Estados Unidos Laurence M. Gould es actualmente incapaz de recuperar el equipo, pero el buque argentino Almirante Irízar está en las proximidades de la isla y se está preparando para prestar asistencia", expresaron en la nota. "Partió hacia el Este para efectuar la evacuación, en coordinación con el personal estadounidense a bordo del buque". Además de cuatro científicos de Estados Unidos, comandados por Alexander R. Simms, de la Universidad de California Santa Bárbara.

El informe de los Estados Unidos agregó que iban a recoger al grupo y a volver a Estados Unidos a bordo del Gould.

Mientras tanto, el navío estadounidense espera que haya vientos favorables y una disminución del hielo en el agua que les permita llegar, por sus propios medios, a la isla de Joinville. "No estaban en peligro inmediato, teniendo más de una semana de suministros, un campamento seguro, y comunicaciones con el mundo exterior".