Miércoles, 18 Julio, 2018

Recomienda Cofece eliminar la exclusividad de ASA en aeropuertos

Desde 1979 ASA es el único proveedor de turbosina en el país Desde 1979 ASA es el único proveedor de turbosina en el país
Manuel Armenta | 14 Marcha, 2018, 23:09

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió una opinión en la que resuelve que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debería eliminar la exclusividad ejercida por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) en la prestación de servicios de almacenamiento, comercialización y expendio de combustibles para aeronaves en los aeropuertos del país.

La Cofece señaló que este escenario va en detrimento de ofrecer precios competitivos del energético a las aerolíneas y por consecuencia de tarifas a los pasajeros.

La Cofece destacó que México registra los precios de abastecimiento de turbosina más caros de la región, especialmente los registrados en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo de América Latina y el Caribe (ATAALC).

En promedio, el precio despachado en terminales mexicanas en los últimos cinco años fue dos dólares por litro más caro que en Estados Unidos.

"La brecha entre los precios nacionales y regionales refleja, entre otras cuestiones, la restricción al funcionamiento eficiente del mercado de turbosina que de facto opera en un régimen de exclusividad", aseveró en el documento.

La ATAALC, la Cofecey el Senado de la República ya han exhortado anteriormente a la SCT a reformar las condiciones de comercialización de combustibles aéreos, con el fin de permitir la competencia en este mercado.

Además, la Cofece pidió que haya un proceso abierto de adjudicación de la construcción de las instalaciones de almacenamiento, suministro y cualquier otro servicio de combustibles en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) no ha publicado reglas nuevas para la venta y distribución de turbosina en los aeropuertos del país.