Miércoles, 18 Julio, 2018

Exigen médicos frenar la criminalización de su trabajo

Marchan médicos para exigir libertad de traumatólogo acusado de homicidio El doctor Luis Alberto es un buen médico, afirman
Cris De Lacerda | 11 Abril, 2018, 03:55

Al menos una veintena de médicos generales de la región de Orizaba protestaron este día en las afueras del palacio municipal en apoyo a su compañero Luis Alberto Pérez Méndez, acusado de homicidio doloso debido a una cirugía donde el paciente perdió la vida.

Además del traumatólogo, en ese caso también fue denunciada una anestesióloga por lo que prevén que próximamente le giren la orden de aprehensión.

Por lo anterior el pasado seis de abril, la Fiscalía oaxaqueña consideró que existen elementos que responsabilizan al traumatólogo de referencia, al incurrir en homicidio intencional, con agravante de responsabilidad médica, por lo que está en prisión preventiva, luego de que un juez lo vinculara a proceso y podría enfrentar una condena de entre 8 y 20 años.

Los médicos que marcharon por Chetumal lo hicieron desde el Hospital General rumbo al edificio de la Procuraduría General de la República (PGR).

Arturo Alfaro Palma, presidente del Colegio de Médicos en el municipio de Solidaridad, indicó que los 152 galenos agremiados a la organización que encabeza, se estarán sumando a la inconformidad que a nivel nacional por la discriminalización de la labor médica.

Asimismo, dejaron en claro que los médicos no son culpables de las reacciones alérgicas severas de los medicamentos, ni tampoco de la falta de equipo en los hospitales.

El secretario de la Sociedad Médica del Centro de Alta Especialidad (CAE) "Dr. Rafael Lucio", Lázaro Cristales Márquez expuso "es una actitud estúpida del señor Fiscal, en todo el País se hace este movimiento nacional porque siempre estaremos en contra de las injusticias hacia la clase médica".

Según Morales, el menor falleció tras presentar una reacción anafiláctica tras ser operado del codo.

Comentó que los familiares se inconformaron y un magistrado de Oaxaca determinó que era culpable de homicidio doloso al haber dado la atención médica en un hospital que no contaba con los recursos necesarios para atender una complicación mayor.

"¿Hasta cuándo se darán cuenta que no nos levantamos pensando en matar a alguien?", "Hay una realidad innegable: durante una cirugía o durante la recuperación de esta, el paciente se puede morir!"