Lunes, 24 Setiembre, 2018

Papa reconoce error en el caso Barros

Papa Francisco Papa Francisco -Papa Francisco -Papa Francisco -Papa Francisco -Papa Francisco
Cris De Lacerda | 13 Abril, 2018, 01:11

En el documento, el obispo de Roma dijo que la instancia tiene el "objetivo de hacer resplandecer la verdad".

"Reconozco que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada", sentenció Francisco.

Barros está acusado de encubrir los abusos sexuales reiterados del influyente sacerdote Fernando Karadina, condenando en 2011 por el Vaticano a una "vida de oración y penitencia" luego de que la justicia local declarara prescritos los cargos por abuso sexual. "Ya desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacerlo personalmente".

"Ahora, tras una lectura pausada de las actas de dicha misión especial, creo poder afirmar que los testimonios recogidos hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas, y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza", agregó el pontífice sobre los 64 testimonios que recogió Scicluna.

La Iglesia católica chilena había aguardado con tensión la carta del papa.

El Papa encargó al secretario de la Conferencia Episcopal enviar posibles fechas para la reunión con los clérigos a los que pidió colaborar "en el discernimiento de las medidas que a corto, medio y largo plazo deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile".

Tras recibir el informe elaborado por su enviado, monseñor Charles Scicluna, el papa Francisco pidió disculpas por como se manejó en relación a las denuncias de abusos de menores en Chile.

Mediante una carta el Papa Francisco reconoció que cometió grandes equivocaciones en el caso del obispo Juan Barros, por las denuncias de encubrimientos por parte de las víctimas de Karadima. "Allí estaremos", dijo al respecto Santiago Silva.

Dicen que Francisco le preguntó cuatro veces en cuatro momentos distintos a la cúpula de la Iglesia chilena si el obispo Juan Barros había encubierto los abusos del padre Fernando Karadima y las cuatro veces le contestaron que no. Cuatro consultas de un pontífice y cuatro respuestas de encumbrados prelados parecían suficientes. Nos llama la atención la forma.

Por otro lado, advirtió que no leyó "ningún anuncio real en la carta, se supone que los tendremos en mayo, pero la Iglesia necesita acciones hoy día".