Miércoles, 25 Abril, 2018

Al menos tres muertos por utilizar marihuana sintética — Más casos

Consumidores de marihuana legal cerca de quintuplicarse respecto a cifra inicial Tercera víctima mortal por marihuana sintética en Estados Unidos
Eleena Tovar | 14 Abril, 2018, 13:32

Se informó de siete casos más el martes, con lo que el total nacional asciende a por lo menos 116.

Donde nueve de los casos resultaron positivos para la sustancia brodifacoum, o veneno para ratas.

Aunque no es la primera vez que la marihuana sintética se vende contaminada, sí es el primer caso que involucra veneno de rata, dijo Renee Funk de los CDC al diario The Boston Globe.

Las víctimas han sufrido de hemorragias graves; además de sangre en las encías, la orina y al toser.

Los consumidores de la marihuana sintética contaminada requieren hospitalización urgente y tratamiento con vitamina K para controlar el sangrado. Asbell dijo que el pedido buscar rastrear a los vendedores de la droga, no a los que la han usado.

Los funcionarios del Departamento de Salud de NY están advirtiendo a la colectividad y las salas de emergencia. Horas después se reportaron dos más. En las calles estadounidenses se conocen por los apodos K2, Spice y Kush.

El Departamento de Salud Pública de Illinois los describió de esta manera: "Estos químicos se llaman cannabinoides porque son similares a los químicos que se encuentran en la planta de marihuana". "Los cannabinoides sintéticos en general no son seguros y este es un ejemplo de no saber qué químicos hay en el producto".

Según un comunicado, el tercer fallecido es un hombre de unos 40 años de edad que vivía en el área de la ciudad de Peoria, centro del estado, donde se ha registrado más de la mitad de los casos de enfermos internados con pérdida de sangre por la nariz, oídos y boca por el uso de "cannabioides sintéticos".

El gobierno federal y estados como Nueva York han prohibido la venta de la marihuana sintética y la de sus ingredientes potencialmente mortales, pero los CDC advierten que los fabricantes eluden estas leyes creando nuevos productos o etiquetándolos como "no apto para el consumo humano".

Entre 2010 y 2015, el número de intoxicaciones por exposiciones tóxicas aumentó en todo Estados Unidos, revelando 456 casos de cannabinoides sintéticos, según un informe semanal de morbilidad y mortalidad.

Los productos son hasta 100 veces más potentes que el ingrediente activo de la marihuana y las reacciones graves han incluido convulsiones, coma y delirio.