Martes, 25 Setiembre, 2018

Padre e hija que cometieron incesto fueron encontrados muertos en Estados Unidos

Encuentran muertos a padre e hija acusados de incesto en Connecticut y NY Todo terminó en tragedia: Padre que se había casado y había tenido un bebé con su hija los mató a ambos antes de suicidarse
Eleena Tovar | 14 Abril, 2018, 05:39

Tras tres meses en la casa de sus padres, Alyssa dejó el lugar y se enteró que su hija tenía una relación sentimental con su ex esposo, luego de leer el diario de vida de otra de sus hijas de sólo 11 años.

En una tragedia terminó la polémica historia que protagonizaron Steven Pladl (44) y Katie Pladl (20), padre e hija que se hicieron conocidos en Estados Unidos por haber tenido un hijo luego de que esta última, adoptada sienda bebé, encontrara a sus padres biológicos al cumplir los 18 años.

La Policía sospecha que la menor, Katie y el padre adoptivo de esta, fueron asesinados por Steven antes de que se matara.

La policía estaba buscando el vehículo de Steven Pladl, una minivan Honda, cuando fue encontrado muerto dentro de él a varias millas de distancia en Dover, Nueva York.

La policía en Knightdale encontró el cuerpo del bebé, Bennett Pladl, alrededor de la hora en la que se reportó el tiroteo.

La madre de Steven Pladl había llamado a la policía la mañana del jueves para solicitar una supervisión de bienestar en la casa de Knightsdale, después de una inquietante llamada de él diciendo que había dañado al bebé.

La policía encontró al bebé solo en la casa.

De acuerdo con la estación de noticias WTVR, el cadáver de la joven fue hallado junto con el cuerpo de su padre adoptivo, Anthony Fusco (56).

"Esto realmente me molesta mucho porque nadie pudo haberlo predicho".

El residente de New Milford, Jeff Weinzievl, que vive cerca de la intersección donde Katie Pladl y su padre adoptivo fueron encontrados, le dijo al Connecticut Post que estaba alimentando a sus caballos cuando escuchó de seis a ocho disparos de lo que aparentaba ser una arma semiautomática.

Apenas un día antes Pladl recogió a su hijo de la casa de su madre, diciéndole que lo llevaría a Nueva York para entregárselo a Katie.

Una escuela cercana fue cerrada como precaución.