Miércoles, 25 Abril, 2018

Crisis humanitaria de Venezuela acecha a Suramérica — Amnistía Internacional

Cumbre de las Américas: Urgen analizar crisis de los derechos humanos El pedido de Amnistía Internacional a Macri por los derechos humanos
Eleena Tovar | 16 Abril, 2018, 22:05

El presidente Mauricio Macri recibió ayer en la residencia de Olivos a autoridades de Amnistía Internacional, luego de las tensiones que se produjeron por el caso de Santiago Maldonado y por un informe que hizo el organismo sobre ataques en las redes sociales por parte de "trolls" favorables al oficialismo.

"Argentina sigue enfrentando una serie de desafíos urgentes, que afectan particularmente a las comunidades más vulnerables del país".

Con el nombramiento de Argentina como presidente del G20, su gobierno sebe comprometerse a tratar ciertos temas durante un año. La presidencia argentina del G20 implica un enfoque en el desarrollo económico y el comercio, pero esto nunca se puede separar de los derechos humanos. "Dejar de hacerlo en un momento crítico como este pondría en grave peligro la vida de millones de personas", apuntó Amnistía Internacional. Entre ellos las crisis de refugiados en Venezuela y América Central, el discurso "retrógrado" sobre los derechos humanos, las dificultades de acceso a la justicia y la lucha contra la impunidad.

Argentina podría enviar una señal poderosa al dar el paso histórico de despenalizar el aborto.

Shetty, de origen indio, se refirió así al caso de los pueblos originarios que habitan la zona de Salinas Grandes, en Jujuy, a cuyos líderes visitó y de quienes escuchó la "preocupación" por el potencial impacto del crecimiento de la minería de litio en sus medios de subsistencia, la provisión de agua y el medio ambiente. En este contexto cambiante, sus voces no han sido tomadas en cuenta.

Guevara habló también de Cuba, el único país del continente al que Amnistía no tiene acceso y que violenta de manera masiva las libertades, y expresó que la próxima retirada de Raúl Castro de la presidencia es una oportunidad para resolver los asuntos pendientes en materia de derechos humanos. La acción policial de mano dura al lidiar con las protestas, incluidas las detenciones arbitrarias y el uso excesivo de la fuerza, ha ido en aumento como resultado de la priorización nacional de los problemas de seguridad.

En otro orden, la organización defendió el derecho al disenso de dirigentes y referentes de la sociedad civil hacia la gestión de Cambiemos y entendió que el gobierno "tiene la responsabilidad de proteger la libertad de expresión".