Sábado, 22 Setiembre, 2018

May defiende y cataloga de "correcto" ataque contra Siria

Reino Unido avala usar la fuerza para evitar muertes civiles Reino Unido defiende su participación en los bombardeos contra Siria
Eleena Tovar | 17 Abril, 2018, 07:08

En su discurso, May dijo que los ataques fueron justificados sin que tuviera que obtener primero la aprobación del Parlamento.

"No hay una propuesta sobre la mesa en este momento para nuevos ataques porque hasta ahora, gracias a Dios, el régimen de Assad no ha sido tan tonto como para lanzar otro ataque con armas químicas", dijo en el programa de Andrew Marr.

"Si ocurriera, entonces está claro que, junto con los aliados, estudiaríamos cuáles eran las opciones".

Finalmente, el comunicado incluyó las declaraciones de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, quien vio como positivo el hecho de que varios países de la coalición internacional se hayan unido para intervenir en Siria.

El Ministerio de Defensa ruso estima que EU, Francia y el Reino Unido emplearon en el ataque contra Siria 103 misiles de crucero, bombas guiadas y misiles aire-tierra lanzados desde buques y aviones de combate emplazados en el mar Rojo, el Mediterráneo y la zona de Al Tanaf, y que la defensa antiaérea siria interceptó 71 proyectiles con sistemas de fabricación rusa S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Osá. Moscú negó que se hubiera producido un ataque con gas en Duma y acusó a Reino Unido de inventarlo para avivar la histeria antirrusa.

Johnson dijo que May y su gabinete tuvieron que actuar rápidamente contra Siria, por lo que no podían arriesgarse a convocar al parlamento para que regresara de sus vacaciones, y agregó que había precedentes que apuntaban a la necesidad de actuar así.

May fue atacada por los políticos de oposición y por lo menos un conservador al presentar un informe sobre los ataques del fin de semana de Reino Unido, Estados Unidos y Francia. Cuando esto ocurre, dijo, el gobierno tiene que acercarse al Parlamento en la primera oportunidad.

Fue un ataque "único", según el Pentágono, para disuadir a Al Assad de utilizar armas químicas en el futuro. El legado del ex primer ministro Tony Blair quedó empañado por su decisión de unirse a la guerra contra Irak, especialmente después de que una investigación concluyera que la decisión de atacar el país asiático se basó en información falsa.

Insistió en que realizar una acción militar para aliviar el sufrimiento es "a la vez correcto y legal". Un 36 por ciento la apoyaba.

Johnson dijo que Reino Unido tomaría todas las precauciones posibles para defenderse contra cualquier ciberataque ruso, pero que Londres seguiría hablando con Moscú ya que no le "entusiasmaba" su difícil relación.

"El objetivo de la intervención en Siria eran detener el uso de armas químicas bárbaras", afirmó Johnson este domingo en un programa de televisión, en medio de las críticas del líder de la oposición Jeremy Corbyn de que la operación militar contra Siria debió ser aprobada antes por el Parlamento.