Miércoles, 17 Octubre, 2018

La polémica "venganza" de una embarazada contra un niño

El gesto de una mujer que sacó su pie para hacer caer a un niño fue cuestionado por usuarios de las redes sociales en China. Ella se vio obligada a entregarse a la policía Vea qué hizo esta mujer embarazada para que miles la llamen cruel y malvada
Tobias Pedroso | 26 Abril, 2018, 01:27

El video se virilizó y causó el repudio de gran parte de la población china, así como a nivel mundial, fue tanto el acoso que recibió la mujer, que la madre del niño salió públicamente a pedir que cesaran con los agravios. El menor cae de bruces y la madre se acerca a auxiliarlo. Tal es así que un colectivo denominado HFS, dedicado a realizar una exhaustiva investigación de datos personales de cualquier ciudadano, empezó hacer seguimiento a la embarazada con el fin que se produzca una especia de "linchamiento mediático".

El hecho sucedió hace una semana en un centro comercial de Baoji, provincia de Shaanxi, y ahora la mujer se ha entregado a la policía debido a la presión mediática que las redes sociales están ejerciendo.

Un video de seguridad de un restaurant en China mostró una extraña situación realizada por una mujer embarazada que se encontraba comiendo al interior del local, cuando, sin razón aparente, le hizo una zancadilla a un menor, quien impactó con fuerza contra el suelo. "Primero pensé que mi hijo se había tropezado, pero luego me dijo que la mujer lo había hecho caer, y otros clientes lo confirmaron", dijo a la prensa local.

El video pronto llegó a las redes sociales, y las conquistó. Un comentario, "Mala futura mamá", sintetiza el sentimiento predominante en Weibo: "Creo que esta embarazada exageró". "El niño todavía es pequeño". Lleva los palitos chicos en la mano: ¿qué habría pasado si realmente se hubiera herido? Para algunos los padres no cuidaron al niño, otros expresaron que la mujer "tiene derecho a estar enojada porque no recibió una disculpa de los padres". Pero la mayoría de la gente criticó a la mujer: "Es infantil y exagerada", "Se pasó"; "Esto es inmoral"; "Esto no tiene justificación". Desde luego, los medios chinos cubrieron ampliamente el tema. La medida fue suspendida, porque tiene siete meses de gestación. Además se ordenó el pago de una multa de USD 158.