Martes, 20 Noviembre, 2018

El peligro que enfrenta Corea del Norte por sus propias pruebas nucleares

Al menos 30 muertos al caer un autobús turístico en Pionyang Corea del Sur suspende propaganda contra Corea del Norte
Eleena Tovar | 27 Abril, 2018, 16:05

Tenemos que adoptar una decisión, manifestó durante una entrevista telefónica con la televisora Fox el mandatario, quien en otras ocasiones ha mencionado finales de mayo o principios de junio como el momento de la esperada reunión. "Creemos que eso es algo grandioso para el mundo", expresó Trump este martes luego de conversar con su homólogo francés, Emmanuel Macron.

Entre ellos, el consejero de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, o el director del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS), Suh Hoon, quienes viajaron a Pyongyang primero y a Washington después para concretar tanto la cumbre de mañana como la de Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevista para este mes o el pàoximo.

En un video y fotografías facilitadas por Seúl, se aprecia la renovada sala de conferencias del segundo piso de Peace House, donde tendrá lugar la reunión entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, y donde se ha colocado una nueva mesa de madera y nuevas sillas.

El domingo Trump pareció inferir que el líder norcoreano ya había aceptado renunciar a su arsenal nuclear, a pesar de que Pyongyang no había anunciado tal cosa.

Parte de la montaña Mantap, en la que Corea del Norte realizó cinco pruebas nucleares, se derrumbó después del último test conducido en septiembre del 2017, lo que pone en riesgo de radiación a varios países de la región, advirtieron expertos chinos citados hoy por el diario "South China Morning Post".

Trump fue consultado por la prensa sobre si estaba dispuesto a permanecer dentro del acuerdo nuclear de 2015.

Sin embargo, el régimen de Corea del Norte respondió al informe del Departamento de Estado denunciando que "calumnia brutalmente" al país y afirmó que Estados Unidos es un "semillero" de las violaciones a los derechos humanos donde la cultura de las armas es "como un cáncer".

La cena entre ambos dignatarios estará compuesta de platos representativos de ambos países que buscan ser el puntapié diplomático para entablar lazos de paz entre dos naciones que técnicamente siguen en guerra.

La del próximo viernes será la tercera cumbre intercoreana de la historia, después de las que se produjeron en Pyongyang en los años 2000 y 2007, en el decenio conocido como la era de "la política del sol", que marcó la fase de mayor acercamiento hasta la fecha entre los dos países.

El gobierno de Moon ha expresado sus esperanzas de resolver el impasse de 65 años.