Lunes, 16 Julio, 2018

Día de la Hipertensión: Recuerdan los cuidados para la prevención

La prevención de la hipertensión arterial reduce en un 40% el riesgo de sufrir ACV Cómo prevenir la hipertensión arterial
Cris De Lacerda | 17 May, 2018, 09:57

Consejos en el día de la hipertensión.

En el Día Mundial de la Hipertensión Arterial -este 17 de mayo- el Ministerio de Salud Pública aprovechará la efeméride para reforzar el mensaje de prevención y concientizar sobre los daños de esta enfermedad a todos los chaqueños.

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, la dependencia señala que los estilos de vida saludable se pueden considerar también un tratamiento preventivo, sobre todo, en personas con factores de riesgo de enfermedades crónicas, lo cual también sirve para complicaciones futuras como infartos en el corazón y embolias.

En la fecha, el equipo de Enfermedades Crónicas No Transmisibles realizará una jornada para toda la comunidad en La Peatonal de Resistencia y el Programa de Actividad Física y Salud (PAFyS) concretará una "pausa activa" para todos los trabajadores de Lotería Chaqueña, desde las 8.30.

Cabe mencionar que la prevalencia de hipertensión arterial en México es del 31.5% -de los cuales alrededor del 50% desconocía que tenía este problema cuando se hicieron la confirmación diagnóstica-, porcentaje aquel que aumenta hasta el 45% en pacientes que tienen agregado el sobrepeso o la obesidad y se presenta en el 65 % de las personas con diabetes. "Gran parte de la sal que nosotros consumimos a diario está escondida en los alimentos procesados y envasados". "Hay que acercarse a las Upas, se deben hacer dos controles en promedio al día y se promedia si tenemos de 140 y 90 debemos acudir a la semana a nuevo control".

Asimismo, la Autoridad Sanitaria hizo hincapié en "idealmente se debe consumir menos sal, ya que mientras más sal se consume más aumenta la presión arterial".

Reducir significativamente el consumo de alimentos elaborados, ya que contienen grandes cantidades de sodio debido a su propiedad de hacer perdurar los alimentos en el tiempo.

Seguir una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados y pobre en grasas saturadas (pescado, maíz, soja, girasol, calabaza y nueces) y pobre en grasas saturadas (papas fritas, productos de pastelería y grasa vacuna).

Las consecuencias pueden ser, maternas: edemas o hinchazones de miembros inferiores, síntomas de una crisis hipertensiva con cefalea, visión borrosa, dolor en el estómago que necesita tratamiento urgente "y que - de no controlarse - lleva a una instancia final que son las crisis convulsivas llamada Eclampsia y que pueden producir la muerte materna o fetal".

Sin embargo, un paciente diagnosticado que sigue su tratamiento (farmacológico y no farmacológico), puede mantener los valores de presión normal, "lo que no debe ser superior a 130/80mm Hg, según las recomendaciones del American College of Cardiology", explica el docente de la carrera de Medicina de la U. San Sebastián, Eduardo Salas.