Lunes, 24 Setiembre, 2018

Inicia PGR investigación por "ciberataque" al sistema financiero nacional

Banca niega cualquier riesgo en transferencias en SPEI Las operaciones no se han interrumpido y se ejecutan ya sea en el sistema SPEI o bien en el sistema alterno COA
Manuel Armenta | 17 May, 2018, 15:58

Finalmente el Banco de México aceptó que la afectación al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) fue producto de un ciberataque, aunque omitió señalar el monto de los daños.

Cifró en 300 millones de pesos el monto que los hackers sustrajeron de las cuentas de tres bancos, 1 casa de bolsa y 1 caja de ahorro popular, aunque se guardó de identificar a las instituciones cuya conexión al sistema que moviliza las transferencias electrónicas fue vulnerada.

Un ciberataque sufrido por varios bancos mexicanos permitió a hackers sustraer aproximadamente 300 millones de pesos (unos 15 millones de dólares) de sus cuentas concentradoras, informó este miércoles el Banco de México.

El gobernador de Banxico subrayó que se está trabajando para mejorar los estándares de seguridad e información para las instituciones financieras que utilizan el sistema.

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Jorge Luis Preciado, había propuesto la comparecencia del gobernador del Banco de México, pero finalmente se acordó sólo solicitar el informe por escrito.

La segunda norma es que a las instituciones financieras en el SPEI que reciban transferencias de fondos, se les podrá autorizar que lleven a cabo las validaciones de dichas transferencias en periodos de tiempo superiores a los 5 o 30 segundos, como actualmente lo marca la regulación.

El SPEI también es la plataforma financiera para los envíos de remesas de los trabajadores que están fuera de México.

Ante los ciberataques ocurridos en algunos bancos, las autoridades financieras firmarán un protocolo de ciberseguridad, el cual incluirá la creación de un grupo de respuesta inmediata con la participación de la policía cibernética, anunció la CNBV.

Pese a ello, destacó que los usuarios de la banca pueden sentirse tranquilos de que sus recursos están seguros y que con este ataque no se afectó a ningún cliente, ni el dinero que tienen depositado en los bancos.

Explicó que el Banxico está tomando las medidas necesarias en materia tecnológica, operativa y regulatoria, para garantizar a los usuarios que las operaciones que realicen y sus pagos sean seguros; no obstante, hasta el momento no hay elementos que permitan decir con plena certeza que el ataque ha terminado.

Al menos unos 27 bancos estuvieron expuestos al estar conectados al servicio de un tercero llamado LGEC que les permite conectarse al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), de acuerdo con Salvador Arroyo, consejero delegado de CI Banco.