Martes, 19 Junio, 2018

Papa Francisco concluye reuniones con obispos, pero no informa de sanciones

Obispos dejan carta de renuncia en manos de Papa Francisco Crédito Twitter @VocesCatolicas
Eleena Tovar | 17 May, 2018, 22:56

Esta jornada finalizó la serie de reuniones que sostuvo el Papa Francisco con los obispos chilenos en Roma en el marco de las denuncias por abusos sexuales en la Iglesia Católica.

En una carta dirigida a los obispos, agradeció también "la plena disponibilidad que cada uno ha manifestado para adherir y colaborar en todos aquellos cambios y resoluciones que tendremos que implementar en el corto, mediano y largo plazo, necesarias para restablecer la justicia y la comunión eclesial".

Al terminar de este "periodo de discernimiento y encuentro fraternal", Francisco entregó a todos los obispos una carta en la que, en primer lugar, agradece su disposición de llevar a cabo este debate "franco frente a los graves hechos que han dañado la comunión eclesial y debilitado el trabajo de la Iglesia de Chile en los últimos años".

El pontífice argentino convocó en abril a la jerarquía de la Iglesia chilena al Vaticano, una medida excepcional, para "discernir el asunto" y preparar medidas que reparen el escándalo desatado por los casos de pedofilia y su encubrimiento. "A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad", detalló a través de la misiva.

Ninguno de los asistentes, entre ellos el controvertido obispo de Osorno, Juan Barros, ha querido hablar con la prensa, manteniendo hasta ahora una actitud prudente.

A pesar que el rumor se ha fortalecido, el comunicado que el Papa Francisco habría emitido tras las reuniones no confirma ni desmiente esta noticia, por lo que se espera que durante el día, uno de los cuatro obispos que sindica el reportaje hable para dejar en claro si su salida es efectiva.

Víctimas del más notorio cura abusador de Chile, el padre Fernando Karadima, habían asegurado que el obispo Juan Barros fue testigo de los abusos, lo que él niega.

La conferencia recuerda casos similares _como en Estados Unidos en el 2002 y en Irlanda en el 2010_ en que los obispos fueron convocados para una amonestación del pontífice por su manejo de los casos de abuso.