Sábado, 20 Octubre, 2018

Los Rockets acarician las finales de la NBA

La dinastía de los Warriors se encuentra en peligro por el triunfo de los Rockets Los Rockets acarician las finales de la NBA
Montrelle Montesinos | 26 May, 2018, 14:29

Pero los Rockets comenzaron a jugar su mejor defensa, y la inspiración encestadora de los Warriors comenzó a desaparecer sin que sus jugadores claves como el base Stephen Curry, que había anotado 17 tantos en el tercer periodo, pudiesen mantener la ventaja en el marcador.

Ahora los Rockets jugarán el sexto partido el próximo sábado en el Oracle Arena de Oakland, el campo de los Warriors, y si fuese necesario el séptimo, la serie volvería al Toyota Center de Houston, donde el lunes se tendría que disputar el séptimo y decisivo encuentro.

En el segundo cuarto del cuarto choque, James Harden tiró de talento y protagonizó dos acciones defensivas fantásticas: en la primera, 'La barba' interceptó un pase de Nick Young a Kevin Durant, que acabó en canasta tras realizar una asistencia fantástica a Chris Paul; poco después, Harden sorprendió a Durant con un robo de balón, que terminó transformando en puntos para los Rockets.

Empero, un cuarto parcial explosivo de los Rockets, sobre todo en los últimos minutos, giró la contienda para un espectacular triunfo del conjunto texano.

Los Rockets con dos tiros libres del alero dominicano Trevor Ariza se ponían con ventaja parcial de 86-87 y 5:22 minutos por jugarse que incrementaron a tres (86-89) después que James anotó con una penetración.

"Reaccionamos en el momento decisivo para recuperar nuestro mejor juego defensivo y también encontrar la manera de conseguir los tantos determinante". "No hemos conseguido nada todavía, logramos empatar la serie y recuperar lo que habíamos perdido en el primer partido".

"No veo por qué no podemos ganar dos partidos consecutivos", dijo Klay Thompson, que anotó 23 puntos en la derrota. Tampoco sirvieron los 27 tantos de Kevin Durant ni los 11 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias de Draymond Green, que lo jugó casi todo el encuentro totalizando 45 minutos.

Paul admitió que el equipo "necesitó" aprender la lección y a partir de ahora todo será diferente. Los Warriors acumularon 16 turnovers, mientras que acumularon 10.

"Las perdidas de balón fueron las que no mataron al final del encuentro", declaró el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Ahora son ellos los que vuelven a tener la ventaja de campo y tendremos que intentar que eso cambie" , finalizó.