Lunes, 20 Agosto, 2018

Donald Trump y Jong-un se alistan para la histórica cumbre

El líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de EEUU Donald Trump Japón espera que Corea del Norte cambie su política tras la cumbre Trump Kim REUTERS Jonathan Ernst
Eleena Tovar | 12 Junio, 2018, 04:36

Esto hizo que el presidente Trump adelantara su partida de Singapur para el mismo martes y no esperara hasta el miércoles como se tenía previsto en caso se extendiera el encuentro.

En la capital, Pyongyang, la gente se arremolinaba en torno a los carteles para leer la noticia, y a mediodía se congregaron ante su principal estación de tren para ver en pantalla grande las imágenes de Kim bajando del avión especial de Air China que lo llevó a Singapur.

La cumbre será la primera entre un líder norcoreano y un presidente estadounidense en activo.

Al inicio de sus actividades oficiales, Kim agradeció los "sinceros esfuerzos" de Singapur, gracias a los cuales "pudimos completar los preparativos de esta histórica cumbre, y queremos darle las gracias por ello", le dijo Kim al primer ministro de Singapur.

Trump pronosticó un "buen" resultado y Kim pasó la jornada lejos de los reflectores, mientras ambas partes ultimaban los preparativos para la reunión.

Un hotel colonial situado en la exclusiva isla de Sentosa (Singapur) será el escenario del encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un, un complejo turístico de cinco estrellas y una rica historia que albergará la esperada cita.

Los momentos más memorables de la histórica cumbre entre Trump y Kim
REUTERS Jonathan Ernst Un apretón de manos que entra en la história Trump y Kim se reúnen en Singapur15

Poco después de aterrizar, Kim se reunió con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, a quien agradeció que la ciudad-Estado sea la anfitriona del encuentro. Acompañados por sus respectivos traductores, Trump y Kim Jong-un hablarán durante dos horas, en ausencia de sus asesores, quienes se sumarán al diálogo hasta que el mandatario y el líder terminen "sus trabajos".

El mandatario estadounidense dio las gracias a Lee por ejercer de anfitrión y por su "hospitalidad y profesionalismo y su amistad".

Ofreciendo una previa a los periodistas en la víspera de la cumbre, Pompeo dijo que la reunión podría ser "una oportunidad sin precedentes para cambiar la trayectoria de nuestra relación y traer paz y prosperidad" a Corea del Norte.

Pompeo agregó que esperan alcanzar una conclusión, lo que interpretó como una buena señal de cara a la reunión del martes. Escoltado por su imponente convoy, la limusina del dirigente norcoreano se dirigió hacia varios puntos emblemáticos de la isla para disfrutar de un rato distendido antes de su encuentro del martes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Piongyang enfrentó paralizantes sanciones diplomáticas y económicas a medida que avanzaba en el desarrollo de sus programas nuclear y de misiles balísticos.

El detalle del retrete del norcoreano salió a la luz por primera vez en abril en The Washington Post, cuando un exoficial de la Guardia de Corea del Norte que acabó desertando a Corea del Sur, Lee Yun-keol, afirmaba que Kim Jong-un jamás utilizaba servicios públicos.