Viernes, 22 Junio, 2018

Semana clave entre presiones y paridad de votos — Despenalización del aborto

Aborto Leve ventaja de los pro-vida y Monzó en riesgo de ‘no positivo Legalización del aborto: "Produjo la eliminación sistemática de niños con discapacidad"
Eleena Tovar | 12 Junio, 2018, 09:07

Si bien recién el martes habrá dictamen en el plenario de comisiones, la sesión especial ya está confirmada: fue convocada a las 11:00 y se estima que podría durar más de 20 horas, por lo que finalizaría en la mañana del jueves. La votación aún tiene final incierto ya que las posiciones se mantienen muy parejas y la balanza finalmente la inclinarán los 30 legisladores indecisos.

De todos modos, la sesión no corre peligro y en todo caso variará el orden en que los dos proyectos sean incluidos en el temario de la sesión. Uno de los reproches de los que rechazan es que no se puso a consideración ningún proyecto alternativo, al menos para tener un dictamen en minoría que dé sustento a su posición.

Llegado al recinto, y en el hipotético caso de que la votación resulte empatada, el protocolo es que se vuelva a realizar. Y si persistiera la igualdad, desempatará el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (PRO), quien no adelantó su postura.

Hasta el momento, la postura que rechaza el aborto legal obtiene una corta ventaja sobre los que defienden la iniciativa, por una diferencia de al menos 10 votos.

El presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, aseguró que el conteo está "muy parejo".

En cualquier caso, aún cuando se apruebe el proyecto en la Cámara baja y se consiga una difícil media sanción en el Senado, es de esperarse que Misiones no se adhiera.

Los 29 legisladores que están indecisos pertenecen en 6 de los casos al macrismo, 6 al radicalismo, 7 al bloque justicialista, 3 al Frente Renovador, 4 al kirchnerismo, y otros tres a bancadas menores. Mientras que el mendocino José Luis Ramón se dio vuelta e informó que lo hará en contra.

El conteo puede variar ya que algunos diputados pueden ausentarse el día de la votación y, otros que se habían manifestado en contra, ahora dicen que están revisando su posición como el empresario massista José de Mendiguren y la radical Aída Ayala.

Con la finalidad de conquistar los votos de los indefinidos, el jueves pasado el grupo de diputadas que encabezan el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito dieron a conocer el texto del dictamen, incorporando concesiones como la objeción de conciencia para los profesionales de la salud. Se trata de de una propuesta que el colectivo presenta desde 2006 y que recibió al menos cuatro modificaciones en busca de sumar mayores consensos y tentar a los legisladores aún indecisos.

Otra de las modificaciones está vinculada al artículo que habilita a las adolescentes de entre 13 y 16 años a practicarse un aborto sin la autorización de sus padres, punto que quieren eliminar para que esa situación quede supeditada a lo dispuesto por el Código Civil y Comercial.

Una última modificación consistiría en poner a disposición de las mujeres que manifiesten voluntad de abortar la información necesaria para que tomen la decisión, que incluiría un período de reflexión obligatoria, e incorporaría medidas para reforzar la educación sexual además de crear consejerías de atención integral a cargo de equipos interdisciplinarios para acompañar a la mujer antes y después de la interrupción del embarazo.

Otro punto clave es que se obliga a los hospitales públicos, prepagas, obras sociales sindicales, del Congreso, de las Fuerzas Armadas y PAMI a realizar la práctica médica del aborto.