Martes, 16 Octubre, 2018

Trasladan a Martinelli a centro penitenciario en Panamá

Estados Unidos aprueba la extradición a Panamá del expresidente Martinelli por espionaje político EEUU notificó a Panamá aprobación de extradición del expresidente Martinelli
Eleena Tovar | 12 Junio, 2018, 09:20

El expresidente Ricardo Martinelli llegó este lunes a Panamá extraditado por Estados Unidos, para enfrentar un proceso por escuchas ilegales durante su mandato (2009-2014) que implica delitos que pueden costarle hasta 21 años de cárcel.

Se esperaba que el vuelo privado que trajo desde Miami (EE.UU.) al expresidente llegara al aeropuerto capitalino de Panamá Pacífico, pero a última hora se desvió y aterrizó en una antigua pista del aeropuerto internacional de Tocumen, según los medios locales, que aseguran que allí mismo fue sometido a los exámenes médicos.

Al ser bajado del auto, el exmandatario saludó a los periodistas y se mostró muy contento, entre risas y haciendo señas con el pulgar arriba, gritó "estoy listo para ver el mundial".

El vocero de Martinelli, Luis Eduardo Camacho, dijo a la AFP que el regreso será "bastante rápido", en los próximos días, aunque no se sabe la fecha por el momento.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó su extradición bajo la regla de especialidad prevista en un Tratado bilateral en la materia vigente desde 1905, lo que significa que el exjefe de Estado solo será juzgado en su país por el caso de las escuchas, una de las cerca de 10 causas penales que le ha abierto el Supremo.

Mejía, previo al cierre del acto "de comunicación de derechos" la noche de este lunes, había informado que este martes 12 de junio escucharía los testimonios de cuatro doctores que examinaron al expresidente en El Renacer, donde permanece detenido.

El ex funcionario afirma que su pedido de extradición es una "vendetta" política de Juan Carlos Varela, su ex vicepresidente y actual mandatario, que supuestamente lo habría traicionado.

Pero sus opositores en Panamá aplaudieron la decisión.

"Pero (...) no creíamos que Estados Unidos iba a cargar con un estigma de haber dado protección a un delincuente de la talla de Ricardo (Martinelli)", añadió Doens. El equipo legal de Martinelli lanzó una serie de apelaciones contra la extradición, que finalmente no dieron resultado.

"Cuando la CIA me pidió que interceptara un barco norcoreano que estaba dejando Cuba y cruzaba el canal de Panamá, yo no pestañeé", escribió el propio Martinelli en una carta pública.

Como sea, el expresidente llega en un año agitado políticamente frente a las elecciones generales de mayo del año próximo. "Él debió quedarse en Panamá".