Martes, 19 Junio, 2018

Declaración del Minrex: No hay hipótesis creíble sobre presuntos ataques sónicos

El presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel REUTERS MARCO BELLO
Eleena Tovar | 13 Junio, 2018, 16:27

El comunicado reitera que "no se ha presentado evidencia alguna de los alegados incidentes", y subraya que Cuba "mantiene su invariable compromiso de cooperar con las autoridades de Estados Unidos para lograr el esclarecimiento de esta situación y la mejor atención médica a las personas concernidas".

En este contexto, el Minrex confirma que tras más de un año de investigaciones, en estos momentos no existen conclusiones apegadas a la ciencia para justificar las acciones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos contra la nación caribeña, 'en detrimento de las relaciones bilaterales y con obvias motivaciones políticas'.

El texto detalla que el pasado 29 de mayo, la Embajada de Estados Unidos en La Habana informó que dos días antes, una funcionaria de esa legación reportó "síntomas de salud como resultado de sonidos indefinidos" en su lugar de residencia.

Según el documento de la Cancillería, el Gobierno cubano le concedió de forma inmediata la máxima prioridad al asunto y solicitó oficialmente a la Misión Diplomática de los Estados Unidos que médicos e investigadores especializados pudieran entrevistar a dicha funcionaria.

El MINREX dijo además que "ha tomado nota del anuncio del Secretario de Estado, hecho el 5 de junio pasado, sobre la creación de una Fuerza de Tarea Conjunta para responder a lo que calificó como 'inexplicados incidentes de salud a personal estacionado en el exterior'", específicamente en Cuba y China.

Desde 2016 a la fecha, más de veinte funcionarios del país norteamericano y sus familiares residentes en la isla, han denunciado presuntos daños sufridos de la misma índole, argumento utilizado por la Casa Blanca para reducir su personal en Cuba, expulsar a diplomáticos cubanos en EE.UU. y emitir alertas de viaje.

La exhaustiva y urgente investigación llevada a cabo en las inmediaciones de la residencia no encontró indicios de sonido alguno que pudiera provocar daños a la salud. "Es ampliamente conocido que el Gobierno cumple con rigor sus responsabilidades en la atención y la protección al cuerpo diplomático", agrega el comunicado del Minrex.

Funcionarios estadounidenses dijeron el viernes que habían retirado a dos trabajadores de Cuba y los estaban probando por una posible lesión cerebral.

Las dos personas se consideran "casos potencialmente nuevos" pero aún no han sido "confirmados médicamente", dijo un funcionario del departamento de estado.

En las últimas semanas se divulgó la ocurrencia de al menos dos casos similares en China, donde diplomáticos estadunidenses presentaron síntomas similares a los de sus colegas destinados en Cuba.

Los llamados "ataques sónicos" fueron la excusa principal usada por el gobierno de Donald Trump para enfriar severamente las relaciones con Cuba, a pesar de que personal de la Embajada canadiense en La Habana reportó situaciones similares con su personal y dejó intactas sus relaciones con los cubanos, aunque designó su sede diplomática de manera preventiva como una no apta para acompañantes de sus funcionarios.