Martes, 19 Junio, 2018

FOTOS: Por esta razón, una niña sufrió una repentina parálisis

El peligroso insecto que puede provocar parálisis en los niños Una garrapata causó parálisis en una niña de cinco años
Eleena Tovar | 13 Junio, 2018, 06:56

La madre quiso continuar la rutina cotidiana, por lo que le ayudó a vestirse y luego la peinó y fue ahí cuando vio a una enorme garrapata aferrada al cráneo de su hija.

La garrapata lucía gorda y estaba así por la sangré que había succionado a Kailyn. En ese mismo instante, pensó que eso era la causa de la parálisis, y arrojó a la garrapata a una bolsa plástica. Terminó de vestir a su hija y corrió con ella al hospital.

Jessica decidida a llevar ala niña al médico comenzó a prepararla y al intentar peinarla se llevó una gran sorpresa.

"¡Después de un montón de análisis de sangre y una tomografía computarizada de la cabeza la han diagnosticado con una parálisis de garrapata!"

"Por favor, por el amor de Dios, revisen a sus niños por garrapatas: es más común en los chicos que en adultos".

De acuerdo con información de la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, después de que una garrapata se alimenta de la sangre de un animal o un humano, la zona se hincha y el insecto libera una neurotoxina que puede provocar eventos como este.

Según los médicos, los síntomas suelen aparecer entre cinco y siete días después de la picadura, por lo que desconocen porque aparecieron tan pronto en la menor. Sin embargo, no se sabe por qué fue tan repentino en Kailyn.

En etapas más avanzadas, la persona afectada tiene más problemas para mover la cara y la lengua, y si no se hace nada, la toxina puede provocar que la persona no pueda respirar. Por eso a la pequeña le costaba hablar.

Según The Washington Post, esto suele pasar con mayor frecuencia en los animales, después en los niños, pero sobre todo en las niñas porque el cabello resulta muy adecuado para que estos insectos se peguen al cuero cabelludo sin ser vistos.

Ya que el insecto se extrae del cuero cabelludo o del lugar donde está escondido, el paciente se recupera satisfactoriamente de forma inmediata casi siempre. "¡Miren quién está caminando en el hospital! ¡Todo volvió a la normalidad!", indicó Jessica.