Martes, 19 Junio, 2018

El deshielo antártico triplica la crecida del mar desde 2012

El ritmo del deshielo de la Antártida se triplica en 30 años El deshielo antártico triplica la crecida del mar desde 2012
Ramiro Mantilla | 14 Junio, 2018, 06:08

Desde 1989 se han realizado más de 150 cálculos de la pérdida de masa de hielo de la Antártida.

El equipo analizó el balance de masas de la capa de hielo antártica de 1992 a 2017 y descubrió que las pérdidas de hielo de la Antártida elevaron los niveles globales del mar en 0,3 pulgadas (7,6 milímetros), con un aumento brusco en la pérdida de hielo en los últimos años.

"De acuerdo con nuestro análisis -afirma Shepherd- ha habido un aumento gradual en las pérdidas de hielo de la Antártida durante la última década, y el continente está causando que los niveles del mar aumenten más rápido hoy que en cualquier momento en los últimos 25 años".

La Antártida occidental experimentó el cambio más grande, con pérdidas de hielo de 53 mil millones de toneladas por año en la década de 1990 a 159 mil millones de toneladas por año desde 2012. "Esto tiene que ser una preocupación para los gobiernos, en los que confiamos para proteger nuestras ciudades y comunidades costeras".

Los autores recalcan que aún se puede mejorar la precisión de estas mediciones de la masa de hielo, añadiendo otros datos obtenidos desde los 90, y recuerdan que entender esta dinámica es esencial para predecir la evolución de estas zonas del planeta y su influencia sobre el delicado equilibrio térmico y de composición de los océanos, cuyo impacto puede ser determinante para el futuro del planeta. Algunos de los científicos más relevantes en el estudio han sido Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds en el Reino Unido y Erik Irvins del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

La región juega un papel único en el sistema global de la Tierra, puesto que, entre otras cosas, canaliza el hielo hacia los océanos a través de una red de glaciares y corrientes, así como alberga la principal reserva de agua dulce del planeta.

"Los satélites nos han proporcionado una imagen asombrosa de cómo está cambiando la Antártida".

Ante la actual tendencia de deshielo y la perspectiva de no poder contrarrestar las consecuencias de la acción humana en el ecosistema, los expertos han elaborado dos escenarios de futuro sobre cómo podría presentarse la Tierra del año 2070.

En un primer caso, imaginaron lo que sucedería si las emisiones de gases invernadero continuaran aumentado ante la falta de una regulación internacional rígida, acorde a los datos vaticinados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Eso sí, degenerando en una agricultura superintensiva y una deforestación masiva. También alcanzar los objetos del Desarrollo Sostenible de la ONU, como consecuencia de las acciones para mitigar el cambio climático.

En un segundo escenario de cambio, los expertos se acercaron a un 2070 en el que las emisiones nocivas se reducirían a través de una férrea acción legislativa. Los gastos derivados de aplacar los efectos de fenómenos como las inundaciones, se evitarían.

La Antártida almacena suficiente agua congelada como para elevar el nivel global del mar en 58 metros. "Esto dependerá de que los gobiernos reconozcan que la Antártida está ligada al resto de la Tierra y que el daño provocará problemas en todas partes", concluyó.