Martes, 19 Junio, 2018

Inmigrantes - España ofrece asilo

Margarita Robles en el Congreso de los Diputados.  Margarita Robles en el Congreso de los Diputados. JUAN MANUEL PRATS
Eleena Tovar | 14 Junio, 2018, 11:40

"La Comunidad valenciana siempre ha sido una comunidad hospitalaria, ya quisimos en su momento fletar un barco para los refugiados sirios", ha incidido, recordado que el Ejecutivo regional también había expresado su voluntad de recibir a los migrantes y refugiados del Aquarius. "La intención y el plan actual es transferir a 500 personas en dos barcos italianos (militares) de manera que 129 se quedarían aquí y todos juntos navegaremos a salvo a Valencia".

Personal de Emergencias Italia y de Médicos sin Fronteras están trasladando desde lanchas al barco cajas con alimentos, como fruta fresca y productos empaquetados, junto a medicamentos.

España se ofreció ayer a acoger al "Aquarius", el barco de una ONG que navega por el Mediterráneo con 629 migrantes, para evitar "una catástrofe humanitaria" después de que Italia y Malta se lanzasen en un pulso negándose a abrirle sus puertos.

Las personas que viajan en el 'Aquarius' se encuentran ya exhaustas (EFE).
).

La razón son las críticas de París sobre la decisión italiana de negar el ingreso a sus puertos de la nave Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo y que el nuevo gobierno socialista de España decidió acoger.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado instrucciones para que España cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias y ha anunciado que acogerá en un puerto español al barco Aquarius, en el que se encuentran más de 600 personas abandonados a su suerte en el Mediterráneo.

Por el momento permanece en alta mar entre Italia y Malta a la espera de un desembarco seguro de los 629 inmigrantes rescatados en alta mar, entre los que hay más de un centenar de menores no acompañados y mujeres embarazadas.

Llevan 72 dos horas en el mar Mediterráneo y aún tardará tres o cuatro días en llegar al Puerto de Valencia (España).

Mayo de 2015. La ONU reveló que unos 6.000 personas, en su mayoría de la etnia rohinyá, quedaron atrapadas en navíos que fueron rechazados varias veces por Tailandia y que finalmente pudieron desembarcar en Indonesia y Malasia.

El gesto sería similar al protagonizado por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que en diciembre de 2015, con sólo un mes al frente del cargo, acudió al aeropuerto internacional de Toronto para recibir a los primeros refugiados sirios que llegaban al país. "Se hará coordinadamente y bajo la dirección del Gobierno de España".

Esta mañana Salvini acusó a Francia de haber rechazado en la frontera con Italia a más de 10 mil inmigrantes y solicitantes de asilo, entre ellos cientos de mujeres y niños, mientras la víspera Conte declaró que Roma no podía aceptar acusaciones "hipócritas" de países que cierran las puertas a los refugiados.