Martes, 18 Diciembre, 2018

Kim contradice a Trump y asegura que le prometió retirar las sanciones

Trump afirma que Corea del Norte “ya no” es una amenaza nuclear Cumbre histórica: mucho ruido y pocas nueces
Eleena Tovar | 14 Junio, 2018, 08:45

"Duerman bien esta noche", escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

¡El mundo ha dado un gran paso hacia atrás de una potencial catástrofe nuclear!

El presidente Donald Trump, en entrevista con la periodista Greta Van Susteren, colaboradora de la Voz de América, dijo que el tema de derechos humanos también fue planteado en la reunión con el líder norcoreano, Kim Jong Un. Antes de asumir el cargo, la gente pensaba que íbamos a la guerra con Corea del Norte.

Además, en una rueda de prensa posterior, el presidente Trump indicó que los ejercicios militares cojuntos con Corea del Sur se suspendían y que estaba pensando en la posibilidad de retirar a los 28,500 efectivos militares estadounidenses desplegados en ese país.

Se espera que Japón, junto con China soporten gran parte de los costos iniciales de la desnuclearización de Corea del Norte, pero sólo comenzaría a asumirlos después que la Agencia Internacional de Energía Atómica reiniciará las inspecciones.

"Ya no existe una amenaza nuclear de Corea del Norte".

A su vez, ambos países anunciaron que refundarán sus relaciones respondiendo al deseo de ambos pueblos de "paz y bienestar". Mientras, advirtió, el Ejército estadounidense retomará sus ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur si percibe que el régimen de Kim Jong-un deja de negociar de buena fe.

Singapur- El presidente estadounidense, Donald Trump, trató ayer como a un igual al líder del país más aislado del mundo, el norcoreano Kim Jong-un, en una cumbre llena de gestos amistosos que fue cuidadosamente coreografiada para evitar cualquier apariencia de superioridad de la principal potencia del mundo.

En una reunión cuidadosamente coreografiada realizada en una isla de Singapur, Trump y Kim firmaron el martes una declaración conjunta en la que aceptan colaborar para el desarme nuclear de la península coreana, aunque el cómo y el cuándo siguen siendo poco claros. El diario observó que, por ejemplo, el líder norcoreano era capaz de mirarle a la cara de Trump sin levantar la cabeza, y que para ello podía haber aumentado la altura de sus zapatos al emplear una suela alta o colocar dentro de ellos unas plantillas con alzas.

"Kim Jong Un invitó a Trump a visitar Pyongyang en un momento oportuno, y Trump invitó a Kim Jong Un a viajar a Estados Unidos", anunció el medio estatal KCNA.

El presidente surcoreano, con quien se reunirá mañana Pompeo, ha convocado para ese mismo día una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) para discutir este asunto, que ha causado cierta preocupación en Tokio donde se ven estas maniobras como fundamentales para la seguridad la región.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha afirmado este jueves que la Administración de EE.UU.no ha abandonado el objetivo de desnuclearizar Corea del Norte de una forma "completa, verificable e irreversible".