Viernes, 17 Agosto, 2018

La inflación se dispara al 2,1% y mete presión al BCE

Manuel Armenta | 14 Junio, 2018, 18:41

Pero el cambio empezará a aplicarse, como pronto, en 2019, lo que podría hacer que este año los pensionistas acabaran perdiendo poder adquisitivo.

Estadística señala que en el repunte de la tasa interanual del IPC de mayo ha influido principalmente el encarecimiento de las gasolinas, del transporte aéreo de pasajeros, de la electricidad, del gasóleo para calefacción, de las frutas y de los servicios de alojamiento, entre otros.

En lo que va de año, los precios han subido en el País Vasco un 0,8%. Por su parte, el vestido y calzado, con una tasa del 2,6%, se ha visto impulsado por el comienzo de la temporada de primavera-verano, y también han resultado inflacionistas los alimentos y las bebidas no alcohólicas, que han presentado una variación del 0,7%.

La inflación subyacente (que es el indicador general sin tener en cuenta el comportamiento de los precios de la energía y los alimentos frescos, que son elementos más volátiles) se ha incrementado tres décimas, hasta el 1,1%, es decir, un punto por debajo del índice general.

El índice de precios al consumo (IPC) subió en Estados Unidos un 0.2 % en mayo con respecto al mes precedente, y la tasa interanual repuntó a un 2.8 %, la mayor desde 2012, según datos divulgados hoy por el Gobierno de Estados Unidos. Además, los precios de la vivienda subieron 1,5 puntos, hasta el 2,3%, por la escalada de los precios de la electricidad y, en menor grado, del coste del gasóleo para calefacción.

Por autonomías, Castilla-La Mancha es donde más suben los precios, el 2,4% interanual.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas incrementaron su tasa interanual en mayo hasta el 1%, cuatro décimas más que en abril, por la subida de los precios de las frutas y la estabilidad de las legumbres y hortalizas, que en mayo del año pasado recortaron precios.

Y los hoteles, cafés y restaurantes elevaron cuatro décimas su tasa interanual, hasta el 2%, por el encarecimiento de los servicios de alojamiento, mientras que la tasa de ocio y cultura se situó en el 0,8%, por la estabilidad de los precios de los paquetes turísticos, frente al descenso que registraron en mayo de 2017.

La Fed mantiene los tipos en el rango de entre el 1.5 % y el 1.75 %, después de elevarlos en marzo, y se prevé que lleve a cabo al menos dos subidas adicionales en lo que resta del año dada la solidez de la economía nacional, con una tasa de desempleo que cerró mayo en el 3.8 %.