Viernes, 21 Setiembre, 2018

Mexicanos llegan a Rusia en "La Bendición"

Le prohibe viajar su mujer se lo llevan ´a fuerza Aficionado se pierde viaje al Mundial de Rusia con sus amigos porque \'mi vieja no me dejó\'
Eleena Tovar | 14 Junio, 2018, 16:26

La picardía y el ingenio de los mexicanos comienza a invadir la Copa del Mundo en Rusia y un grupo de amigos procedentes de Durango arribaron a Moscú arriba de 'La Bendición', un autobús adornado con detalles de la cultura mexicana, que estará desfilando por las calles mundialistas.

El personaje ha acompañado a sus amistades en la aventura mundialista a bordo del ya famoso camión llamado "La Bendición".

'La Bendición' fue embarcada el 25 de abril en el puerto de Altamira, Tamaulipas y llegó a Alemania el 26 de mayo. Desde entonces los aventureros han recorrido ciudades como Berlín, Praga, Budapest, Lituania, Cracovia, Riga, Tallin, y San Petersburgo, entre otras.

Con el lema "Nos vamos a Rusia", los mexicanos pretenden llegar a Moscú aproximadamente el 14 de junio.

EL UNIVERSAL logró comunicarse con Daniel Garza, uno de los viajeros. "Venimos en medio de la nada. Hoy (Martes) llegamos a Moscú en unas horas", platicó a bordo de 'La Bendición' durante el viaje en carretera.

Una imagen de cartón de un joven, con la leyenda "Mi vieja no me dejó" ha comenzado a viralizarse en la redes sociales. "Muchas gracias a todos los paisanos en Ámsterdam que estuvieron con nosotros por el súper trato", "siempre sí se hizo la carnita asada!"

Según lo comentado por sus compañeros y por él mismo, su esposa no lo dejó viajar a Europa para apoyar a la Selección Mexicana, por lo que sus amigos decidieron imprimir una fotografía de él y llevarlo a todos los lugares que visiten para que no se pierda de nada. Próxima parada: "Varsovia", "mañana listos para cruzar la frontera rusa y directos a Moscú", documentan en la página. "Las personas se ríen, toman fotos, nos saludan y en general nos tratan muy bien y nos preguntan de que trata el camión".

El vehículo guarda las características de un camión tradicional de ruta, con las estampitas de la Virgen, peluches, el libro vaquero o el chapulín colorado en la cabina. Hay plasmado un altar de muertos, mariachis, las tradicionales plazas y hasta un puesto de tacos.

También las ciudades a las que arriban están pintadas en el autobús como si fueran las paradas de cualquier ruta de una ciudad.