Martes, 18 Diciembre, 2018

Opositores y presidente de Nicaragua reanudarán diálogo nacional

Cierran pista Juan Pablo II de Managua Opositores y presidente de Nicaragua reanudarán diálogo nacional
Eleena Tovar | 14 Junio, 2018, 07:53

El número de víctimas mortales por la peor crisis sociopolítica de las últimas tres décadas en Nicaragua ha ascendido a 139, según ha informado hoy el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). El hecho de que gran parte de los asesinatos cumplieran un patrón similar ¬- heridas de bala de gran calibre en la cabeza, el cuello o el torso- hizo que tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como Amnistía Internacional, empezasen a hablar de "ejecuciones extrajudiciales" llevada a cabo por la Policía Nacional y fuerzas "parapoliciales".

Los obispos del país entregaron una carta al presidente, Daniel Ortega, con una propuesta de "democratización", el mandatario se limitó a decir que necesitaba tiempo para "reflexionar" y no ha dado una respuesta.

En medio de una crisis sociopolítica que ya supera los 50 días, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se ha ofrecido a adelantar las elecciones presidenciales a 2019, una propuesta que llega mientras continúan los violentos enfrentamientos.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social.

Los bloqueos son a su vez mecanismos de protestas contra el gobierno de Ortega, de acuerdo a los manifestantes 'autoconvocados', término que utilizan para guardar su identidad. "La situación en Masaya es de crisis, es un SOS de derechos humanos que estamos" haciendo, dijo Leiva, quien llamó a la población a resguardarse en sus casas y a los manifestantes a protegerse.

En Jinotega, desconocidos encabezaron un ataque armado contra manifestantes que se encontraban custodiando una barricada sobre una vía y causó la muerte de un joven y varios heridos.

"Lamentablemente siguen sin demostrar voluntad política, siguen matando personas, han derramado sangre la noche de ayer (viernes) y la madrugada de hoy (sábado), siguen teniendo una actitud condenable", afirmó uno de los líderes estudiantiles, Víctor Cuadras, tras arribar a Managua procedente de Estados Unidos.

"El grito de la gente es que se vaya", le espetó al presidente, el monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, durante la reunión del jueves pasado, planteada ante la escalada de un conflicto que crece cada día y en un intento de buscar una salida al oscuro callejón al que la represión gubernamental ha conducido al país.