Jueves, 20 Setiembre, 2018

Otra sorpresa: Colombia perdió ante Japón

Colprensa  VANGUARDIA LIBERAL El mediocampista Carlos Sánchez es la cuota de marca en la mitad de la cancha
Montrelle Montesinos | 20 Junio, 2018, 00:02

Después, desniveló Yuya Osako.

Colombia enfrentará a Japón, partido del Grupo H, este martes a las 7:00 a.m. hora colombiana en el Estadio Mordovia Arena de Saransk. El centrocampista fue expulsado apenas cinco minutos después de comenzar el juego de Colombia ante Japón. Sin embargo, los papales se le quemaron al instante. En una de las primeras jugadas de ataque japonesa, el futbolista colombiano tocó claramente el balón dentro del área y provocó el penalti que abrió el marcador. El arquero nipón la sacó de adentro y no hubo dudas de que la pelota cruzó la línea de gol. Falcao era un islote en Colombia y peleaba todo, logrando éxito en una falta provocada de la nada que Quintero convertiría en empate con un disparo raso que superó la barrera por debajo al borde del descanso.

En el complemento, James Rodriguez (que no salió en los 11 iniciales por una molestia) reemplazó a Quintero, pero no pudo hacer mucho. En ese partido, la Selección de Colombia goleó 4-1 al elenco nipón con tantos de Juan Guillermo Cuadrado, doblete de Jackson Martínez y James Rodríguez que cerró la cuenta con un buen tanto.

Ya en la segunda etapa, Colombia se replegó y lo pagó caro, ya que a los 73', Osako tras un tiro de esquina le ganó por aire a toda la defensa cafetalera y con un cabezazo, puso el 2 a 1 definitivo para Japón.

De esta forma, la selección de Inui suma tres puntos fundamentales de cara a la clasificación para la siguiente ronda.

No fue el comienzo esperado para un equipo que dio que hablar hacer cuatro años en Brasil, donde liderados por James Rodríguez, quien se quedó con la Bota de Oro tras anotar seis goles, alcanzaron los cuartos de final y fueron una de las grandes revelaciones. Esta vez el desarrollo fue muy diferente.

Tras el segundo tanto, los japoneses metieron la pelota en un congelador, aprovechando la ventaja numérica para decir que pueden ser una de las grandes sorpresas en la Copa del Mundo.