Jueves, 16 Agosto, 2018

"Parapolicías" se apoderan de carreteras de Nicaragua tras ataques

Nicaragua cumple dos meses de crisis con 200 muertos EMBAJADOR DE EEUU ANTE LA OEA, CARLOS TRUJILLO YA ESTÁ EN NICARAGUA
Eleena Tovar | 21 Junio, 2018, 00:50

Dos muertos y 69 heridos dejó un ataque de policías antimotines y paramilitares en la ciudad de Masaya, al este de la capital de Nicaragua, y en el vecino municipio de Ticuantepe, informó Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos. Ayer, dirigentes de la protesta en esa ciudad advirtieron a la prensa que temían un gran ataque.

Las fuerzas progubernamentales, apoyadas por tractores y camiones de volquete de la Alcaldía de Managua, levantaban los bloqueos sobre la carretera a Masaya.

Los agentes antimotines y grupos parapoliciales llegaron, fuertemente armados, de negro y muchos con pasamontañas, desde temprano a Masaya, luego de que esta ciudad, históricamente combativa, se declaró el lunes en rebeldía para exigir la salida del poder de Ortega y su esposa Rosario Murillo. "Nuestro Gobierno, nuestro comandante Daniel, está comprometido con frenar esa ola terrorista", sostuvo la también primera dama a través de medios oficiales.

En Masaya, 35 kms al sur de Managua, los pobladores levantaron nuevas barricadas en algunos barrios durante la noche, mientras que en el casco central recorrieron las calles camionetas con hombres armados, según testigos.

"Los ataques y las amenazas contra manifestantes pacíficos y la población general son inaceptables, y deben cesar", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Los ataques se dieron en el mismo día en que Nicaragua esperaba que el Gobierno presentara, ante la mesa del diálogo nacional, las cartas de invitación a la CIDH, a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a la Unión Europea (UE), para que su presencia garantice el cese de la represión por parte de Ortega, lo que no ocurrió.

Esa convocatoria se había acordado entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia el pasado viernes, luego de que el diálogo pasara varios días suspendido por el recrudecimiento de la violencia.

"Este gobierno tiene que demostrar voluntad política. Aquí no se pueden seguir asesinando más personas", declaró el obispo Silvio Báez, arzobispo auxiliar de Managua.

En Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, condenó la violencia en Nicaragua y llamó al gobierno a cumplir los compromisos.

Pero la alianza opositora, que reúne a sectores de la sociedad civil, se retiró el lunes de las mesas de diálogo tras criticar al gobierno por el incumplimiento de ese acuerdo.

El gobierno exige el levantamiento de los bloqueos de vías y la Alianza Cívica un adelanto de las elecciones de 2021 a marzo de 2019 y reformas en el poder judicial.

Carlos Trujillo, representante del gobierno de Donald Trump ante la OEA, llegó el martes a Managua, se reunió con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y tiene previsto encontrarse con Ortega hoy. "Quedó claro quienes son los culpables y estamos a la espera de la reunión que sostendrá mañana con el genocida", agregó el joven, al referirse a un encuentro entre Trujillo y Ortega.

Las protestas contra el gobierno comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del líder, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.