Sábado, 15 Diciembre, 2018

Scicluna declaró como testigo por abusos sexuales en la iglesia

Perdón en nombre del Papa misa marca el inicio de la reconciliación en Osorno Papa Francisco pide perdón por haber herido y ofendido a fieles chilenos de Osorno
Eleena Tovar | 21 Junio, 2018, 00:44

"Investigar es un deber de justicia". Necesitamos hacer justicia con las víctimas por el bien del país y también de la Iglesia.

El papa Francisco se retractó de lo dicho en enero e invitó a las víctimas al Vaticano para pedirles perdón en persona. "Junto con ello hemos señalado que la acogida de las víctimas denunciantes de abusos debe ser un principio rector en los procesos eclesiásticos". Sin embargo, aseguró que responderá a todos por escrito. Scicluna agradeció a las personas que se acercaron a entregar sus testimonios y lamentó no poder reunirse con todos.

El arzobispo entregó el correo electrónico y el número de celular que tendrá la oficina que funcionará aledaña a la Nunciatura en Santiago.

Scicluna dijo que tiene absoluta confianza en los miembros de la Comisión que asignó al "servicio de escucha", que son su actual coordinadora, una psicóloga, una monja y dos sacerdotes.

En tanto, el presidente del Consejo, el obispo de San Bernardo Juan Ignacio González, y la abogada Ana María Celis, continuarán abocados a las labores propias de la entidad. Lo hizo previo a dejar el país rumbo a Italia y ante los persecutores Raúl Guzmán y Guillermo Adasme, a raíz de los casos de presunto abuso que lleva adelante la Fiscalía Sur.

"Hemos desplegado una serie de requerimientos y se están recibiendo otras múltiples denuncias, particularmente el día de ayer se recepcionaron por parte del equipo investigativo de la PDI denuncias concretas, nuevas denuncias respecto a los hechos", declaró Guzmán. La semana pasada, Francisco aceptó tres de ellas.

Tras su primera visita, Scicluna entregó un extenso informe al papa Francisco sobre las denuncias de abusos sexuales cometidos por curas en Chile.

El obispo Barros fue acusado de encubrir los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima en el mayor escándalo sexual de la Iglesia en Chile. Como respuesta, el pontífice convocó a todos los obispos chilenos quienes le presentaron su renuncia tras ser duramente criticados por el trato que dieron a los casos de pederastia.