Martes, 18 Setiembre, 2018

Los 12 niños atrapados en la cueva de Tailandia fueron rescatados — Confirmado

Prajak Sutham Prajak Sutham
Eleena Tovar | 10 Julio, 2018, 21:41

Los 12 niños y su joven entrenador de fútbol atrapados por más de dos semanas en lo profundo de un complejo de cuevas inundado en Tailandia fueron rescatados, dijo el martes una unidad de élite de la Armada del país, en un final exitoso para un intrincado operativo seguido con atención alrededor del mundo.

Todos pueden estar orgullosos.

Los trece -doce escolares de entre 11 y 16 años y su tutor de 26- se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras finalizar un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida.

El primer ministro tailandés, el general Prayut Chan-Ocha, expresó "Espero que se haya aprendido una lección... que esto no debe de volver a suceder en suelo tailandés". Se trata de una compleja red subterránea, con 10 kilómetros de largo en la que existen peligrosos tramos, algunos estrechos y otros en los que hay que sumergirse.

Los futbolistas de los "Jabalíes Salvajes" pasaron nueve días en las entrañas de la cueva hasta que dos buzos británicos lograron dar con ellos, a principios de la semana pasada. Demacrados pero vivos, estaban encaramados en una roca a más de cuatro kilómetros de la entrada de la cueva. En las tareas de rescate han participado unas 100 personas, incluidos los 19 submarinistas encargados de extraer desde el interior de la cueva a los atrapados.

Tirapat, de 13 años, expresó su "preocupación" por el estado de salud del entrenador, a quien calificó de una persona "amable y charlatana". Los médicos piensan permitir a las familias visitarlos, pero separados por un cristal.

Cada uno de los niños fue equipado con un tanque de oxígeno y una máscara de buceo de rostro completo, para que respirasen de forma más natural, y durante el recorrido cada uno estuvo acompañado por dos buzos, que han utilizado una cuerda desplegada a modo de guía. Por otro lado, confirmó que ninguno tiene fiebre y que todos están recibiendo apoyo psicológico. Además, la falta de espacio también se suma a la complejidad de las operaciones.

Incluso, un exbuzo de la marina tailandesa murió mientras participaba en las labores para preparar el rescate, lo que demuestra la gran dificultad de esta misión, hasta para los más expertos. Todos ellos serán sometidos a un primer examen médico en el hospital de campaña erigido en las inmediaciones de la cueva, tras lo cual serán evacuados en ambulancia para a continuación ser trasladados en helicóptero al Hospital Prachanukroh de Chiang Rai.

24 de junio. Los equipos de rescate se adentran en la cueva e inician las primeras exploraciones subacuáticas.

Al igual que sucedió tras la primera operación, las autoridades anunciaron una pausa entre la segunda misión (lunes) y esta tercera para proceder a la reposición de las bombonas de aire comprimido utilizadas durante los trabajos de evacuación y evaluar las partes inundadas de la gruta.